Por Jesús Lemus/Puebla

Luego de acusar a la Comisión Inspectora de garrote político en la revisión de las cuentas públicas, el diputado local de Movimiento Ciudadano, Julián Peña Hidalgo, propuso una reforma para dictaminar los ejercicios fiscales en un periodo de 90 días.
Mencionó que su propuesta se enfoca en modificar la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas, donde existe la laguna que permite a la Comisión Inspectora no avalar o rechazar las cuentas públicas de los más de 300 sujetos obligados en un tiempo determinado.
Argumentó que dicho vacío legal provoca que la Comisión Inspectora presione a los ediles de los 217 ayuntamientos con algunos acuerdos políticos, de lo contrario no se avalarán sus cuentas públicas.
Detalló que el procedimiento legislativo para revisar las cuentas públicas es la siguiente: el sujeto obligado entrega su ejercicio fiscal a la Auditoría Superior del Estado (ASE) que debe revisarse en un año, después se turna a la Comisión Inspectora donde no hay fecha para dictaminarla; por ello, la importancia de avalarlas o rechazarlas en un plazo de 90 días.
Ejemplificó que este año, la Comisión Inspectora ha dictaminado ejercicios fiscales de años anteriores, como son 2004, 2008, 2009, 2011 y 2012, situación que comprueba el rezago que existe en esta labor que desempeñan los diputados locales.