• Presentó su libro Utopística agroecológica. Innovaciones campesinas y seguridad alimentaria en maíz”

Se debe impulsar el sistema de producción agrícola de la milpa para combatir la inseguridad alimentaria en los estados de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Puebla, propuso Miguel Ángel Damián Huato, investigador del Centro de Agroecología del Instituto de Ciencias de la Benemérita universidad Autónoma de Puebla (BUAP) al presentar su libro “Utopística agroecológica. Innovaciones campesinas y seguridad alimentaria en maíz”.
En rueda de prensa, señaló que se trata de una propuesta alternativa que beneficiaría a la población más pobre del país ya que en cada Distrito de Desarrollo Rural de las entidades mencionadas, hay productores agrícolas que cultivan el maíz de temporal más eficiente.
“De acuerdo a muchos estudios que han hecho, se tiene un importante desarrollo de esta materia, hay una excelente producción natural ya que lo hacen bajo el sistema de la milpa y usando otras técnicas milenarias, como aplicación de estiércol, trabajos de conservación de suelos, rotación de suelos y utilización de la semilla criolla”, comentó.
Explicó que ello se debe a que dichas técnicas evitan una mayor erosión del suelo, lo nutren más y generan mayor resiliencia del cultivo, es decir, soporta más cambios climatológicos, por lo que garantizan una mayor productividad en comunidades donde sus pobladores ni siquiera tienen garantizado el maíz para comer.
En este sentido, agregó que si los productores menos eficientes copian el patrón tecnológico de los más eficientes, la producción de maíz de temporal se podría hasta duplicar en seis años y para ello se requerirá de un programa público de extensionismo y transferencia de tecnología.
“La milpa además de otros cultivos como maíz, calabaza, frijol y chile, se aplica el principio de la biomímesis, que no es otra cosa que imitar lo que hace un ecosistema natural, donde hay plantas bajas y altas que se complementan, sin competir entre sí”, explicó.
En este sentido, criticó que los paquetes tecnológicos del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) propuestos para el cultivo del maíz de temporal no sean utilizados por los campesinos, al ser incosteables, además de disfuncionales, pues los mismos están pensados para riego.