· La ordeña de ductos de PEMEX tiene como causa la corrupción de funcionarios municipales, estatales y federales, como en el caso de Puebla.

El senador Miguel Barbosa Huerta afirmó que una Comisión Especial del Congreso de la Unión – integrada por senadores y diputados – debe investigar la corrupción política en que han incurrido funcionarios municipales, estatales y federales; así como personal de PEMEX, en el delito de robo de combustible, pues esos hechos deterioran la cohesión social e incrementan la violencia, como en el estado de Puebla.

Barbosa Huerta anunció en este sentido que propondrá la creación de dicha Comisión, “el problema es urgente de atender, por lo cual esta comisión tendría que ser aprobada en un periodo extraordinario de Sesiones del Congreso de la Unión, para que a la brevedad se investigue el involucramiento de servidores públicos en esta nueva forma de crimen organizado”.

Señaló que el robo de combustible debe ser sancionado, pues “la ordeña” de ductos de PEMEX en varias entidades federativas tiene como una de sus causas principales la corrupción e impunidad de funcionarios municipales, locales y federales, y eso es lo que ocurrió en el caso de Puebla.

Dijo que es preciso tener claridad sobre el nivel de involucramiento de autoridades en la cadena delictiva, que va desde la perforación del ducto, la ordeña, la transportación, el almacenamiento, la oferta y la compra de combustible robado.

“Existen datos de que varios servidores públicos y empleados de PEMEX no sólo no han actuado para evitar, contener y perseguir el robo de hidrocarburos, sino que están abiertamente coludidos con los grupos delincuenciales que se dedican a esta actividad ilícita”, aseguró el senador Miguel Barbosa.

Barbosa Huerta sostuvo que uno de los aspectos más preocupantes del robo de combustible es el involucramiento de autoridades en estos hechos delictivos, por lo cual el Poder Legislativo Federal no puede permanecer pasivo ante esta forma de delincuencia organizada que afecta gravemente a la hacienda pública e incrementa la violencia.

Dijo que la esencia del control parlamentario en todo régimen democrático es ejercer un escrutinio y vigilancia permanente sobre la función gubernamental.

“Este escrutinio parlamentario sobre el ejercicio gubernamental se realiza por medio de comisiones legislativas establecidas para este efecto. Así, la ley permite crear comisiones conjuntas con participación de las dos Cámaras del Congreso de la Unión para atender asuntos de interés común”, indicó.