• Hay cosas en la medicina tradicional que no logramos entender ni explicar por completo, y creo que eso lo hace interesante: Antonella Fagetti

En el X Congreso Mexicano de Etnobiología que se llevó a cabo en Mérida, Yucatán, Antonella Fagetti Spedicato, profesora e investigadora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), presentó líneas de investigación en los procesos de chamanismo, adivinación, sanación y reparación.
En entrevista, comentó que el término chamanismo se empezó a usar desde hace tiempo en la antropología de México, y es una categoría que nos permite ubicar de manera clara a quienes practican en los pueblos indígenas el chamanismo, quienes muchas veces tienen las mismas característica de las personas a las que comúnmente se llama curandero
“El término curandero no sólo designa una actividad, sino que se encarga de reproducir una serie de rituales colectivos para hacer que sucedan ciertas cosas. En rituales de propiciación regularmente se elaboran ofrendas; los de reparación se hacen cuando algo ha fallado y los dioses mandan castigos”, señaló.
Destacó que los “llamados” para desempeñar el oficio de chamán “mayormente se cifran en sueños, ellos lo llaman la capacidad de entrar en comunicación con las deidades, el papel que desarrolla el chamán en esta serie de rituales es el mediador entre el paciente, la familia o grupo que lo acompaña y las deidades”.
La también integrante en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) agregó que El chamán no posee el don por voluntad propia, ya que “es un don otorgado por una fuerza superior, por una deidad, y trabajan a través de los sueños”.
Dijo que en ellos se dan cuenta de qué plegarias tienen que recitar, qué hierbas tiene que utilizar; se vuelven adivinos, ven cosas que todavía no sucede, y con esa información saben cómo deben proceder.
“De ahí la existencia de la medicina tradicional que, aunque tenga tan poco prestigio, funciona en mayor o menor medida, según el caso, podría parecernos ilógico que alguien se pueda curar de esa manera y, sin embargo, sucede”, comentó.
Finalmente dijo que “hay cosas en la medicina tradicional que no logramos entender ni explicar por completo, y creo que eso lo hace interesante”.