En el marco de la conferencia “Avances y desafíos de los derechos humanos en México” para conmemorar el “Día Naranja” del mes de abril, las Doctoras en Derecho Norma Estela Pimentel Méndez y Patricia Olamendi Torres, presentaron propuestas para atacar el problema de violencia de género en Puebla

Además de que definitivamente se debe promover la activación de la alerta de género en el estado, Pimentel, especialista en Derecho, puntualizó que tiene que haber reformas en la ley para que la alerta de género no quede en manos de un gobernador, sino que sea apropiada por los ciudadanos, de igual manera recalcó la importancia de la participación de las autoridades municipales para lograr combatir la situación.

Declaró que: “dar seguridad es elemental, es la acción más importante que el Estado debe otorgar” por lo que propuso que las autoridades busquen aumentar su presencia en zonas de la ciudad como San Pablo Xochimehuacan donde hay muy poca o nula participación de fuerzas policíacas.

Por su parte, Patricia Olamendi Torres, consultora internacional de ONU Mujeres, apuntó que las principales violaciones de los derechos humanos en México son hacia las mujeres porque el 70% de las recomendaciones internacionales que recibe el país están relacionadas a esta temática.

Olamendi mencionó que el problema más importante es la impunidad, ya que el dar justicia a este tipo de casos pareciera no importarle a las autoridades: “en el caso de Puebla se ha reducido la alerta de género, lo cual me parece un absurdo…la violencia no cesa y los casos no reciben sentencia…Somos un país de víctimas, el 98% de los delitos se quedan en la impunidad y no existe acceso de justicia para las víctimas”.

En Puebla, en los últimos dos años se ha visto un incremento importante en los delitos relacionados con la violencia hacia las mujeres a comparación de otros estados, apuntó Olamendi, y que esto se puede explicar porque “independientemente de la violencia doméstica, el crimen organizado, que se ha apropiado de las mujeres y nos ha convertido en mercancías”.

Además de la alerta, Olamendi mencionó que vale la pena considerar medidas de protección como refugios, centros de atención, apoyo a las mujeres víctimas de violencia y fondos para los hijos de las mujeres víctimas del feminicidio, ya que ningún apoyo social está funcionando.

También, Norma Pimentel dijo que hay que dar prioridad a propuestas legislativas que promuevan: “dar cadena perpetua a aquellas personas que cometan el delito de homicidio por un odio hacia las mujeres o de cualquiera que manifiesta con libertad su género, cometan violación y ataquen a los niños”.

Pimentel indicó que parte de la corresponsabilidad entre la ciudadanía y el gobierno está fomentar espacios que promueven la cultura de la legalidad de manera gratuita en el estado tanto para la población vulnerable como jóvenes y mujeres, así como para cualquier ciudadano que quiera conocer cuáles son los temas más relevantes y de importancia en nuestra ciudad y país. Dio como ejemplo las actividades pro bono que realiza la Barra Mexicana de Abogados Colegio de Abogados.