Por Jesús Lemus/Puebla

Diputados locales promueven una reforma a la Ley Orgánica Municipal, que tiene como objetivo permitir a un alcalde solicitar licencia por 90 días sin la necesidad de llamar al suplente y en dado caso de exceder el tiempo establecido, será el Congreso del Estado de Puebla quien designe a un presidente suplente.
La reforma es impulsada por los partidos que en 2013 crearon una coalición; es decir, por el PAN, PRD, Nueva Alianza y Compromiso por Puebla, quienes buscan cambiar el artículo 52 de la Ley Orgánica Municipal.
Cabe señalar que actualmente la ley establece que un alcalde puede ausentarse del cargo por un plazo no mayor a 30 días, pero en caso de superar ese tiempo, es como se llamará al suplente que fue registrado ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) en la fórmula con el presidente municipal a través del cabildo.
De acuerdo al diputado local de Movimiento Ciudadano, Julián Peña Hidalgo, la reforma viola la autonomía de los ayuntamientos, toda vez que deben ser los cabildos los que elijan a los suplentes y no el Congreso del Estado.
Afirmó que los ayuntamientos tienen sus propias reglas; por lo tanto, hay escalafones para elegir al edil sustituto; es decir, primero el edil suplente y después el secretario de Gobernación.
Algunas versiones, apuntan que la reforma a la Ley Orgánica Municipal es para favorecer la posible nominación del presidente municipal de Puebla, Antonio Gali Fayad, quien ha manifestado que sería un honor gobernar el territorio poblano.
Otro dato a resaltar, es que el suplente de Gali Fayad, es el panista Gerardo Maldonado Balvanera, quien actualmente tiene una encomienda en la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial.