En la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, copresidió la Cumbre de Líderes sobre Refugiados, junto con el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, en la que expresó: “México hace un llamado a la comunidad internacional a ser solidarios con los refugiados y procurar su integración a las comunidades de destino”.

En el marco de su segundo día de actividades en el 71º Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, el Mandatario mexicano aseguró que “con la Reunión de Alto Nivel para Atender los Grandes Movimientos de Refugiados y Migrantes, y esta Cumbre de Líderes sobre Refugiados, las naciones del mundo decimos no a la indiferencia”.

El Presidente Peña Nieto hizo énfasis en la situación de la región de Centroamérica, “donde la violencia generada por el crimen organizado, lo mismo que las sequías por el cambio climático, están desplazando a comunidades enteras obligando a miles de personas a abandonar sus países”.

Puntualizó que en los últimos tres años hemos recibido casi 12 mil solicitudes de refugio; tan sólo en los primeros ocho meses de este año hemos tenido cinco mil solicitudes, cuatro veces las que recibimos en todo 2013”.

Subrayó que, ante esta situación, México está impulsando siete acciones concretas “para brindar un trato más digno y humano a migrantes y refugiados”: Fortalecer el diálogo con autoridades de países de la región centroamericana, así como con Estados Unidos y Canadá, para actuar de manera corresponsable.

Promover la inclusión socioeconómica de quienes son reconocidos como refugiados, Fortalecer los procedimientos de elegibilidad con base en estándares internacionales, Reforzar la presencia de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados en aquellos sitios donde se registra mayor número de solicitudes, Impulsar alternativas para evitar la detención administrativa de los solicitantes de refugio, en particular de niñas y niños.

Realizar campañas informativas para difundir el derecho a solicitar refugio, y la aplicación de protocolos que identifiquen las necesidades de protección internacional para niñas, niños y adolescentes no acompañados o separados.

Finalmente el presidente Peña Nieto, llamo a asumir este desafío y actuar de forma corresponsable, resaltó que comparte estas acciones “con el deseo de que sean referencias útiles para otras naciones”.

En la Cumbre de Líderes sobre Refugiados también participaron el Rey de Jordania, Abdullah II; el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau; el Primer Ministro de Etiopía, Hailemariam Desalegn; y la Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, entre otros dignatarios.