Por Jesús Lemus/Puebla

La venta de libros que hacen algunos aspirantes a la Presidencia de México rumbo al 2018, se podría interpretar como simulación para promocionar su imagen con fines electorales y pese a ello, no hay sanciones vigentes en contra de quienes usan la publicidad disfrazada que derivaría en un acto anticipado de campaña, declaró Armando Maitret, presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Así lo dijjo en su visita por el estado de Puebla, previo a participar en el foro del 2do Ciclo de Diálogos Democráticos, los desafíos de México para su Democratización.
Cabe señalar, que en los últimos días se informó que el ex gobernador del estado de Puebla y aspirante a la Presidencia de México bajo las filas del PAN, Rafael Moreno Valle Rosas, publicó un libro sobre su origen familiar, además de su preparación académica y política.
En este sentido, Armando Maitret anotó que los aspirantes a la silla presidencial, podrían argumentar que no están violando la ley electoral, toda vez que solo buscan vender un libro y; por lo tanto, no se les coartará su libertad de expresión.
Destacó que el TEPJF analizó en su momento algunas quejas en contra de actores políticos que utilizaban revistas o libros para promocionarse; sin embargo, las quejas se desecharon al no encontrar criterios en contra de los que usan estos mecanismos para que de forma simulada promocionen su imagen con fines electorales.
En otro tema, reconoció que hay una laguna en la Ley Electoral Federal para las elecciones de 2018, que solo contribuirá para que otros procesos comiciales después de ese año, solo se estén judicializando en los tribunales federales.
Argumentó que la laguna legal se basa en que los nuevos representantes populares que se votarán en 2018 y que podrán reelegirse para nuevas elecciones, no estarán obligados a solicitar licencia de sus cargos, además de que no se establece un mecanismo real sobre la fiscalización de recursos públicos para campañas políticas.