+ Se lanzó la campaña Un Sonido que Despierta a la Vida.

El Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, ofreció hoy una conferencia de prensa en conjunto con Laura Barrera Fortoul, Titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia DIF y con Antonio Chemor Ruiz, Comisionado Nacional de Protección Social en Salud, en la que se detallaron los pormenores de la campaña Un Sonido que Despierta a la Vida.

Eduardo Sánchez señaló que “desde el principio de la Administración, una de las prioridades más importantes del Presidente Enrique Peña Nieto ha sido promover la salud y el bienestar de los mexicanos, especialmente la de las niñas y los niños de México”.

Resaltó que la campaña Un Sonido que Despierta a la Vida surgió por iniciativa de la señora Angélica Rivera de Peña, Presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF Nacional, cuando a finales del año 2015 gestionó el primer implante coclear para el niño Camilo Martínez Rojas, luego de que su madre le expusiera el problema de su hijo, quien no podía escuchar, y la imposibilidad de sufragar la operación.

A raíz de ello se realizó un programa completo para atender este tipo de implantes en una forma masiva, y dio inició la campaña Un Sonido que Despierta a la Vida, “fruto de la colaboración entre el Sistema DIF y el Seguro Popular”, la cual, aseguró, “no tiene precedentes en nuestro país”.

Esta campaña permite identificar, diagnosticar, operar y rehabilitar a niños desde recién nacidos a cinco años, que presentan hipoacusia bilateral profunda, es decir, que no escuchan con ninguno de sus oídos, destacó.

Mencionó que “en muchos casos es posible resolver este problema con un implante coclear, dispositivo de alta tecnología que conecta un micrófono en la cóclea, que es la parte del oído que convierte las vibraciones del sonido en impulsos nerviosos”.

“El DIF Nacional, en coordinación con los DIF estatales, ofrece, además, rehabilitación auditiva y terapia de lenguaje para que los niños no sólo recuperen la función auditiva, sino que desarrollen las habilidades sociales y verbales que le acompañan”, añadió.

Subrayó que gracias al trabajo de coordinación del DIF y el Seguro Popular se han absorbido por completo el total de los gastos de las cirugías, cada una con un costo aproximado de 500 mil pesos, algo que está muy lejos de los bolsillos de la gran mayoría de los mexicanos.

Informó que “suman ya 900 las cirugías para colocar implantes cocleares que ha realizado el sector salud en esta Administración”.

El Vocero del Gobierno de la República enfatizó que “es muy importante que a través de los medios de comunicación, las madres, los padres, los familiares de pequeñitos que tienen este problema, sepan y conozcan que pueden acudir al DIF para que se les haga este implante que no tendría costo a partir de la alianza con el Seguro Popular”.

Señaló que “según el último Censo de Población y Vivienda del INEGI, en México la población con discapacidad auditiva asciende a casi 700 mil personas, quienes enfrentan importantes obstáculos para integrarse a la escuela o a un empleo”. Dijo que es la discapacidad más difícil de enfrentar, “por eso es tan relevante esta acción que permite a niñas y niños desenvolverse con normalidad desde edad muy temprana”.

Eduardo Sánchez aseguró que “los cuidados en la infancia son, sin duda, una de las más importantes responsabilidades de la sociedad. Con esa convicción, este Gobierno ha arropado a niños y padres de familia mediante una estrategia de atención integral”.

Expuso que “por el lado de la alimentación, gracias al programa de inclusión social PROSPERA, entre 2012 y 2016 se redujo de 21 a 13 por ciento la proporción de niños con desnutrición crónica que son atendidos por este programa”.

Agregó que “los seis millones de desayunos escolares diarios que ofrece el Sistema Nacional DIF, ahora llegan a las zonas más aisladas, donde están precisamente los niños y las niñas que más lo necesitan”.

En materia educativa, precisó que “en lo que va del sexenio se han invertido 50 mil millones de pesos en infraestructura educativa, cifra sin precedentes en las administraciones presidenciales de nuestro país”, y refirió que este año la meta es alcanzar 33 mil escuelas renovadas, en beneficio de seis millones de niños y niñas.

Puntualizó que el número de escuelas de tiempo completo se cuadruplicó en los últimos cinco años, al pasar de seis mil 700 en 2012, a más de 25 mil escuelas al cierre del año pasado; cuatro veces más de lo que había al inicio de la Administración.

Indicó que por el lado de la salud y el bienestar social, hoy casi siete de millones de mujeres están aseguradas con el Programa del Seguro de Vida para Jefas de Familia. Expresó que en 70 mil casos, los hijos ya tienen el amparo de este seguro, porque lamentablemente las señoras han perdido la vida.

El objetivo de estas acciones, enfatizó, “es que las niñas y los niños puedan disfrutar de una vida saludable, recibir educación de calidad y tener certidumbre sobre su futuro. Queremos que nuestros niños se desarrollen, que sean felices y que tengan un país aún mejor al que hoy vivimos”, concluyó.