Debemos ir a la raíz del problema: a rescatar espacios que se han descompuesto y en donde necesitamos reconstruir el tejido social.

El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que con la implementación de los programas de prevención de violencia y el delito de la estrategia de seguridad, hoy los índices violentos en algunas regiones del país han disminuido 35 por ciento, aludiendo datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
En el marco de la inauguración del Macromural “Pachuca se Pinta”, el más grande de Amércia Latina con más de 20 mil metros cuadrados, el Primer Mandatario afirmó que esta reducción es cuatro veces más de lo que se ha disminuido en otras partes del territorio nacional.Manifestó que con los programas de prevención, aun con los limitantes que tiene, se ha logrado invertir 7 mil 500 millones de pesos dando diferentes resultados.
Asimismo el Presidente Peña Nieto subrayó: “cuando la sociedad y el Gobierno nos organizamos, trabajamos juntos en el propósito de lograr una mejor sociedad, espacios más dignos y de mayores oportunidades, sí es posible lograr lo que aquí estamos apreciando”.
El Titular del Ejecutivo Federal dijo que “el Gobierno de la República ha convocado, en la política que sigue para lograr el México de paz y de tranquilidad que queremos para la sociedad mexicana, a que no sólo hagamos una labor de combatir el crimen organizado con las instancias de seguridad pública, sino que vayamos a la raíz del problema: a rescatar espacios que se han descompuesto y en donde necesitamos reconstruir el tejido social”.
Precisó que es necesario trabajar mayormente en la prevención “de aquello que con el paso del tiempo se convierta en un problema para la sociedad, y que genera violencia, la comisión de distintos delitos que alteran el orden público”.
El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, resaltó que la suma de esfuerzos entre el Gobierno y la sociedad en el propósito de lograr espacios más dignos y de mayores oportunidades para los integrantes de una comunidad, permite “disminuir los índices de violencia y de intranquilidad que hay en distintas partes de la geografía nacional”.
Agregó que esta obra ilustra que es posible “lograr la recomposición de nuestra sociedad en espacios perdidos y caracterizados por la violencia, por la intranquilidad. Implica un esfuerzo de todos, no sólo del Gobierno, sino de la propia comunidad”.
El Primer Mandatario refirió que fueron los propios habitantes de la colonia Palmitas, más de mil 800 vecinos, “quienes participaron en este esfuerzo, lograron una mejor convivencia de aquellos grupos, bandas, que estaban incluso peleados entre sí; lograron deponer esas rivalidades para construir juntos un mejor entorno”.
“Estas pandillas que había en Palmitas lograron deponer esa rivalidad para que juntas, y con un amplio consenso, pudieran pintar este gran mural que estamos apreciando”, destacó.
El Presidente de la República hizo votos “porque este esfuerzo colectivo nos convoque a seguir trabajando unidos de la mano en lograr mejores comunidades, mejores municipios, mejores estados, y sobre todo una mejor nación en beneficio de todas las familias mexicanas”.