• La SEGOB fortalecerá el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.
Al inaugurar la 33ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que “la justicia es pilar del orden constitucional, es el sustento básico de la gobernabilidad, de la paz y de la tranquilidad social”.
Señaló que “la justicia, sin duda, es un valor consustancial a una nación democrática, y es también condición indispensable para el progreso armónico de toda sociedad”. Añadió que procurar justicia con oportunidad y eficacia “es un deber fundamental del Estado; exigirla con prontitud y certeza es un derecho elemental de toda persona”.
El Presidente Peña Nieto dijo que ante un caso tan relevante y sonado de un multihomicidio en el Distrito Federal, “los procuradores y fiscales están comprometidos a redoblar esfuerzos y brindar atención oportuna y debida a la investigación y detención de eventuales responsables de agresiones, ataques y homicidios en contra de periodistas y defensores de los derechos humanos”.
Aseguró que en el ámbito preventivo, ha dado “instrucciones a la Secretaría de Gobernación para seguir fortaleciendo el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas”.
Destacó que a esta generación “le toca romper con modelos ya obsoletos, modelos superados, rebasados en distintos ámbitos, y estar en la debida implementación de nuevos paradigmas, nuevos modelos, que aseguren que la sociedad presente y futura tenga mejores condiciones”.
Asimismo el Primer Mandatario resaltó que hoy el Gobierno de la República está dedicando esfuerzos, y coordinándose con los Gobiernos de las entidades federativas, para asegurar la debida implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal. Afirmó que desde el inicio de esta Administración se han destinado más de 10 mil millones de pesos para hacerlo realidad. “Esto ha significado una inversión 337 por ciento mayor a la dedicada en el periodo 2008-2012”.
Apuntó que hoy estamos a 304 días para que opere este Sistema de Justicia Penal en todo el país, y “lo que tenemos muy claro es que nuestra Constitución no admitirá prórroga alguna a su implementación”. El tiempo apremia, añadió, y “esto demanda a todas las instituciones del Estado mexicano y a los Poderes de la Unión que cerremos filas, trabajemos de manera coordinada como lo hemos venido haciendo, pero sin duda demostrando que esta coordinación se acredita en eficacia y en el resultado esperado para que en junio del próximo año este modelo entre en plena vigencia”.
El Titular del Ejecutivo Federal dijo que el nuevo Sistema de Justicia Penal es un modelo distinto del que México había seguido prácticamente por más de cien años, “que acerca la justicia a la sociedad, que debe hacerla mucho más rápida, más pronta, más eficaz, mucho más transparente, al ser juicios que se habrán de ventilar de forma oral”.
Refirió que “cambiar un modelo significa también establecer una nueva cultura de la legalidad y una nueva cultura en favor de la procuración y administración de justicia”.