Ayuntamiento de Puebla y la Fiscalía General del Estado mejorarán y harán más efectivos los procesos de detención de presuntos delincuentes para evitar que estos sujetos puedan quedar en libertad, sentenció el presidente municipal de Puebla Luis Banck Serrato.

En conferencia de prensa con el Gabinete de Seguridad Estatal, el edil capitalino resaltó que se ha pedido al fiscal Víctor Carrancá reforzar la coordinación y comunicación e incluso instalar un módulo del Ayuntamiento en la Fiscalía General del Estado para evitar que se pierda tiempo por trámites y traslado de detenidos.

La intención es que los proceso contra los presuntos responsables de delitos de judicialicen con mecanismos como la inmediatez, la flagrancia y los informes policiacos homologados, añadió el alcalde poblano.

Se requiere de un trabajo coordinado de tres pilares del sistema de procuración de Justicia: el policía en primera instancia; el Ministerio Púbico, en un segunda instancia y por último el juez, añadió Banck Serrato.

Explicó que la nueva Ley define que puede ser el juez el que defina si se cumplió con el principio de inmediatez o no, pero resulta que cuando se dan detenciones por parte de elementos se la policía municipal, por ejemplo en Azumiatla, el sujeto es trasladado a Rancho Colorado y luego a la Fiscalía. En eso lapso pueden trascurrir muchas horas y a juicio del juzgador ya no se cumplió con el principio de inmediatez.

Ante ese tipo de situaciones, se ha establecido un acuerdo para que la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, tenga un espacio físico dentro de la Fiscalía para que se puede puedan agilizar las puestas a disposición del Ministerio Público, aclaró.