+ El Rector de la BUAP inauguró el Seminario internacional “Cien años del sistema electoral mexicano: continuidad y cambio”

El sistema electoral mexicano debe privilegiar los intereses de la sociedad por encima de los partidos políticos, incluso de políticos y gobernantes. Sólo así se atenderán las perspectivas de cambio que el país requiere para hacer frente a los retos del siglo XXI, aseguró el Rector Alfonso Esparza Ortiz.
Al inaugurar el Seminario internacional “Cien años del sistema electoral mexicano: continuidad y cambio”, en el Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (ICGDE), al cual acudieron prestigiados investigadores como Dieter Nohlen, Doctor Honoris Causa por la BUAP, y María Marván Laborde, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, el Rector de la BUAP aseveró: “Sin duda, anteponer los intereses de la sociedad a los de gobernantes y políticos, es una política de calidad que debe llevarse a cabo con transparencia, eficacia y como un ejercicio de rendición de cuentas”.
En ese espacio académico, Esparza Ortiz reconoció los avances en la formulación de reformas electorales para modificar los sistemas de representación política, hacer más competitivo al sistema y generar condiciones más equitativas para los participantes en los diferentes comicios. Lo anterior, precisó, permitió pasar de un régimen hegemónico a uno pluripartidista, para facilitar la alternancia en el poder, así como fortalecer la vida política y democrática del país.
En su mensaje, Clicerio Coello Garcés, presidente de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), señaló la necesidad de reflexionar sobre la evolución del sistema electoral, analizar sus aciertos y enfocar perspectivas de cambio.
A 100 años de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dijo, se han realizado reformas que responden a necesidades actuales como la autonomía del Instituto Nacional Electoral y la creación del Sistema Nacional Anticorrupción. Por lo tanto, se trata de una constitución de vanguardia, con actualizaciones permanentes que acompañan el desarrollo de partidos y la formación democrática. No obstante, falta por avanzar en la consolidación de un marco constitucional adecuado.
Durante dos días, 7 y 8 de febrero, el Seminario internacional “Cien años del sistema electoral mexicano: continuidad y cambio” reunirá a destacados especialistas, quienes reflexionarán en torno a temas como “Reformas al sistema electoral mexicano y al sistema de partidos”, “Los derechos políticos como derechos humanos”, “Comunicación política y elecciones”, “Elecciones nacionales y subnacionales, en perspectiva comparada” e “Integridad y justicia electoral”.