• El abandono de los Derechos Humanos
  • Dinero público estatal comprometido

 

 

 

La  Comisión  Estatal de los  Derechos  Humanos, se encuentra en el olvido. La  gestión de Adolfo López Badillo, fue gris y resaltó por una opacidad que llevó a encubrir actos violatorios de  las  garantías individuales.

Los cambios  en el organismo y la llegada de un ombudsman  es impostergable y urgente.

Empero quien quede al frente de la CEDH deberá ser garante de la defensa de los derechos humanos reales y no a complacencia de las autoridades en turno, como lo fue en los  últimos ochos años.

Tiradores hay muchos, sin embargo existen personajes que conocen el interior y las entrañas de la Comisión.

Para Germán Molina Carrillo, director del Instituto de Ciencias Jurídicas la  Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla,  es una de las instancias que se ubican entre las principales del país que menos recursos destina para la defensa y protección de los Derechos Humanos.

El académico,  que ya  fue visitador  en el organismo,  hizo públicas  sus aspiraciones de convertirse en el presidente de  la Comisión.   De hecho mañana presentará su registro.

Molina  Carrillo opina que “Es tiempo de cambiarle el rostro a la CDH de Puebla, por lo que se debe plantear un nuevo esquema para que la sociedad poblana vuelva a confiar en dicho organismo como defensor de los Derechos Humanos.

Coincide que en los últimos 8 años, se ha percibido un abandono que ha llevado a han ido incrementando las violaciones de los derechos fundamentales de los ciudadanos de la entidad poblana.

Es fundamental cuidar y mejorar el presupuesto destinado para su funcionamiento.

El  director del ICI tendrá que competir entre con otros candidatos.

 

DESGLOSE

 

Será este jueves cuando la Secretaría de Finanzas detalle la deuda de 44 mil millones de pesos que se contrajo a través del gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas con los esquemas de Proyectos para la Prestación de Servicios (PPS).

El gobernador Miguel Barbosa Huerta, confirma que existió un engaño al  decir que los dineros públicos no estaban comprometidos.

Desde la secretaría de Finanzas ya se hizo una revisión y se comprobó que los esquemas de PPS, elevaron considerablemente la deuda de la entidad poblana y por lo tanto llevará  varios años pagar a través de los impuestos de los ciudadanos el endeudamiento.

El mandatario  ha sido objetivo y claro al destacar que os poblanos necesitan saber  la  verdad de cómo  operó el gobierno morenovallista.

La información será revelada a las primeras horas del próximo  jueves y se dirá  también cuántos expedientes existen reservados por varios años.

Habrá un  decreto que firmará para hacer pública toda esa información en los siguientes días.

La declaración ayer del mandatario no tiene desperdicio cuando  señala: “Cuando salen publicaciones sale información reservada y eso lo quitamos con un decreto, punto y se acabó”.