Por Jesús Lemus/Puebla

El PRI no tiene las garantías para evitar que los aspirantes que no se vean beneficiados con la candidatura al gobierno del estado, operen en contra del partido en las votaciones de 2016; dependerá de la madurez política de los priistas para sumarse al proyecto que se impulsará a favor de los poblanos.
Así lo reconoció el dirigente del PRI en la capital poblana, José Chedraui Budib, quien dijo que en su momento se pedirá madurez a los aspirantes a Casa Puebla, con el fin de evitar traiciones durante la campaña.
“Garantías nunca ha habido, no existen las garantías, aquí son las ganas de sacar adelante una candidato o candidato. Por supuesto que se pedirá madurez, porque hemos visto que los priistas unidos nunca nos vencen”.
Indicó que el mejor antídoto para derrotar a sus adversarios políticos, es siempre mostrar una militancia unidad y prueba de ello, fue lo vivido en la pasada elección federal cuando se ganaron la mayoría de las diputaciones federales.
Opinó que en su momento los líderes del Revolucionario Institucional deberán sentarse con los priistas interesados en la candidatura e iniciar la operación cicatriz en aquellos que no se vean beneficiados con la designación rumbo al 2016.
Cabe señalar que hace unos días, la presidenta del Comité Directivo Estatal del PRI, Ana Isabel Allende Cano, puntualizó que la designación del abanderado que buscará ganar las elecciones, se estaría eligiendo entre finales de enero y principios de febrero