• Uno de los occisos tenía en su haber antecedentes por robo a casa habitación y robo de combustible.
• Se presume que un ajuste de cuentas derivó su ejecución.

Odilón Larios Nava.- Con varios disparos a la cabeza ejecutaron a dos huachicoleros el pasado domingo. Ambos primos fueron encontrados en el paraje El Verdugo ubicado en los límites de Santa Clara Ocoyucan y Cacalotepec, perteneciente al municipio de San Andrés Cholula.
Cabe señalar que uno de los occisos, de nombre Daniel Hernández Rodríguez, de 18 años de edad, ya era pájaro de cuenta pues durante el 2015 ya había sido detenido en tres ocasiones.
En el mes de enero por el delito de robo a casa habitación, el 18 de enero del mismo año por conducir una camioneta que transportaba dos bidones con combustible de procedencia ilícita y unos días después, a inicios de diciembre lo detuvieron junto con otro sujeto conduciendo una pipa con reportes de robo utilizada para el traslado de hidrocarburo obtenido de forma ilegal, en esa última ocasión se les aseguró un arma de fuego sin la licencia de portación.
Se presume que ambos estaban vinculados al robo de combustible, es decir eran huachicoleros, por lo que la principal línea de investigación sugiere que ese fue el móvil por el que los acribillaron.
Los pobladores los reportaron a las autoridades pensando que se trataba de dos borrachos, ya que estaban tirados boca abajo, sin embargo cuando personal de las policías de Santa Clara Ocoyucan y de San Andrés Cholula arribaron al lugar, ubicado en la calle Zacatlán, se percataron que se trataba de dos cadáveres, los cuales presentaba rigor mortis.
De acuerdo con versiones del personal que los revisó, presentaban signos de haber sido privados de la vida durante la madrugada de ese mismo día, presumiblemente por un ajuste de cuentas.
Daniel tenía dos impactos de bala en la cabeza, mientras que su primo Andrés Aguilar Hernández, de 25 años de edad tenía uno solo, propinado en la cabeza.
Ambos fueron encontrado el pasado domingo, alrededor de las 11:45 horas tendidos entre la maleza y mostraban huellas de haber sido golpeados en diversas partes del cuerpo, incluso uno de ellos tenía marcas de ataduras en los ovillos sin que estuviera atado al localizarlo.
Cerca de los cadáveres se encontraron al menos dos casquillos de arma de fuego, calibre 380, los cuales fueron asegurados por personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJ), como parte de las investigaciones.
Extraoficialmente se mencionó que desde el viernes pasado estos dos hombres estaban desaparecidos y sus familiares ya los buscaban.
Personal de la Agencia del Ministerio Público de San Andrés Cholula acudió para llevar a cabo las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar la averiguación previa 87/2016.