+ La regresa al Senado y libera a particulares de presentar declaraciones patrimoniales

Humberto Castillejos, consejero jurídico de la Presidencia, informó ayer en conferencia de prensa que el presidente Enrique Peña Nieto devolverá al Senado la Ley de Responsabilidades Administrativas, derogando el artículo 32 incisos B y C de la Ley General de Facultades Administrativas, así como otros 15 artículos relacionados, los cuales hablan de la obligatoriedad donde se indica que todo particular, sea un individuo o una empresa, que reciba o ejerza recursos públicos, deben presentar sus declaraciones patrimoniales.
Lo anterior por considerar que contienen medidas excesivas que afectarían la operatividad del Sistema Nacional Anticorrupción, así como la vida privada y los derechos humanos de los ciudadanos.
Dicha decisión del Ejecutivo Federal está sustentada en la facultad de veto que tiene el Poder Ejecutivo, como lo estipula la Constitución Política de los Estados Unidos Méxicanos.
Castillejos Hernández señaló que el presidente de la República realizó estas observaciones parciales para que prevalezca el espíritu del Sistema Nacional Anticorrupción..
“El objetivo es que los recursos que la ciudadanía aportan se hagan de la mejor manera posible con transparencia y con honestidad. La declaración de millones de mexicanos que salen todos los días a ganarse la vida honesta en nada ayudaría a combatir la corrupción, y en todo vulneraría su vida privada y pondría en riesgo sus derechos humanos”, indicó.
Finalmente explicó que el gobierno de la República convencido de que por ningún motivo se debe retrasar la vigencia del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, el presidente Peña Nieto solicitará al Congreso de la Unión que tenga un nuevo periodo extraordinario.