Vamos a apoyar para que nadie se vea obligado a dedicarse al robo de combustible, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador tras realizar la reunión del Gabinete de Seguridad en Puebla.

 

Como parte de la estrategia de atención a las causas de la inseguridad y la violencia, el mandatario refrendó su convicción de apoyar las actividades productivas con el objetivo de ofrecer alternativas de desarrollo que impidan a la población insertarse en actividades delictivas.

 

“Por ejemplo, esta zona donde hemos tenido problemas por el llamado huachicol. Se estigmatizó a Palmar de Bravo como un municipio donde había mucho huachicol, siendo Palmar de Bravo y todos esos municipios de mucha producción agrícola”, comentó.

 

Agregó que “siempre he sostenido que el campo es la fábrica más importante de México y es una tradición que viene de siglos, que viene de lejos, una tradición milenaria. (…) Todo esto hay que apoyarlo, lo que significa mejorar la actividad productiva, rescatar al campo del abandono en que se encuentra. Entonces, ese es un plan que se va a aplicar en Puebla”.

 

Resaltó que la población de este estado ya recibe apoyos de los ‘Programas Integrales de Bienestar’ y anunció que el próximo año los productores poblano se incorporarán junto con Tlaxcala al padrón de beneficiarios del ‘Programa Nacional de Fertilizantes’ que actualmente se implementa en Guerrero.

 

“Buscaremos que sea orgánico y que no dañe el suelo”, remarcó.

 

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, informó que la incidencia delictiva en Puebla va a la baja; actualmente ocupa el lugar número 20 a nivel nacional.

 

Del 1 de diciembre de 2018 al 30 de septiembre de este año, se registraron 373 homicidios dolosos vinculados a la delincuencia organizada. Esta cifra demuestra una reducción en comparación con el mismo periodo del año pasado (1 de diciembre de 2017 a 30 de septiembre de 2018), cuando sumaban mil 41 homicidios.

 

Este estado está dividido en cinco coordinaciones regionales en las que hemos desplegado 18 mil 432 elementos, de los cuales 5 mil 163 don de la Secretaría de la Defensa Nacional, 31 de la Secretaría de Marina, 2 mil 378 de la Guardia Nacional, 3 mil 617 de la Policía Estatal y de la Policía Municipal, a 7 mil 243 efectivos.

 

El Gabinete de Seguridad ha identificado siete municipios con mayor incidencia delictiva: Puebla, Quecholac, Amozoc, Esperanza, Palmar de Bravo, Yehualtepec y Tepeaca. El delito más frecuente es el robo de hidrocarburos, seguido del narcomenudeo y las pugnas entre células delictivas.

 

Entre las acciones que el gobierno federal y estatal llevan a cabo, destacan la depuración cuerpos de seguridad e incremento de efectivos; el fortalecimiento de trabajos de inteligencia, incluyendo la financiera; estudio y determinación de causas de la socialización del delito; fomento de la denuncia ciudadana; judicialización de eventos donde existe flagrancia delictiva y revisión por parte de la Procuraduría Federal del Consumidor a establecimientos que comercializan autopartes.