• Le arrebató los hijos a una madre soltera solo por el hecho de ser pobre.
• La dolorida madre y sus vecinos piden justicia a las autoridades estatales.
• La presidenta del DIF le había pedido a la mamá que le regalara a las niñas.

Odilón Larios Nava. – Una familia de Huehuetlán El Grande fue separada por Yolanda Muñoz Cirilo, quien es la presidenta del DIF de aquel municipio. La funcionaria arrebató los cuatro hijos a una madre soltera de 28 años solo por el hecho de que esta mujer es muy pobre. Por ello la agraviada y algunos de sus vecinos piden la intervención de las autoridades del estado para que esta familia vuelva a estar junta y los niños puedan tener el amor de una madre.
En vez de buscar la integración de la familia y alguna solución mucho más inteligente, a la flamante presidenta del DIF de Huehuetlán El Grande, solo se le ocurrió quitarle los niños a su madre y llevarlos a un orfanato
Fueron los vecinos de esta mujer, quienes al conocer de cerca el caso entablaron comunicación con este diario para exponer el problema y así hacer del conocimiento de las autoridades estatales el actuar de la presidenta del DIF a la que consideran carente de conocimientos en la materia y de todo tipo de sensibilidad.
Yolanda Muñoz es esposa del presidente municipal Lázaro Luna Corona, y según las personas entrevistadas está cometiendo una injusticia contra esta familia, contra los cuatro menores y su madre de nombre María Josefina Rosas Ramírez, de 28 años.
La mujer a la que le fueron arrancados sus hijos, mencionó entre lágrimas y llanto, que no maltrata a los niños, que los quiere y llena de cariño. La fémina dijo ser madre soltera de cuatro niños, es viuda, y al ser ella el único sostén de los pequeños requiere de salir a trabajar para llevar que comer a su casa. “Voy a cuidar enfermos a un hospital cuando me llaman, cuando no hay ese trabajo voy a hacer limpieza a las casas, o a cortar pipichas al campo, lo que sea por ganar dinero para que a mis hijos no les falte que comer” afirmó María Josefina.
Por su parte sus vecinos afirmaron: “La señora la conocemos, es tranquila, no se mete con nadie y no busca problemas. Realmente estamos encabronados con la disque presidenta, que no tiene nada de conocimiento de estas cosas. Si en verdad quería ayudar a la señora y a los niños le hubiera dado un trabajo en el ayuntamiento para que esta mujer pueda estar con sus pequeños, y no quitárselos. Es una injusticia”.
Cuando la mamá de los niños comenzó a narrar el episodio en que Yolanda le quitó a sus hijos, comenzó a llorar, y dijo que el pasado 28 de febrero Yolanda Muñoz le dijo que le daría un trabajo, y por eso ella fue a renunciar a la casa donde estaba trabajando en San Francisco Totimehuacán, al volver a su hogar no encontró a los niños, los buscó infructuosamente, fue hasta el día siguiente cuando en el ayuntamiento le informaron que el DIF municipal se había llevado a los menores.
“Me inventaron que yo maltrato a los niños, pero eso es mentira, no les pego, no los maltrato” dijo la mujer. Los cuatro pequeños llevan los siguientes nombres: Fátima Rosas Ramírez 12 años, Fernanda Rosas Ramírez 9 años, Sandra Martínez Rosas de 6 años, Guadalupe (niño)Rosas Ramírez de 2 años y medio.
María Josefina dijo que no tiene ningún problema con la presidenta del DIF, y comentó que: “Tres días antes de que se llevara a mis hijos me pidió que se los regalara – Yolanda Muñoz –, a las tres niñas. Yo le dije que como se las iba a regalar si no son animalitos”. Tres días después Muñoz Cirilo, la esposa del actual presidente, aprovechó la ausencia de la mamá de los pequeños para sacarlos de la casa con engaños, “les dijo que les daría despensas” aseguran los vecinos de Huehuetlán entrevistados.
Desde ese entonces Yolanda Muñoz llevó a los niños a una estancia del DIF estatal en donde están actualmente separados de su madre.
Una vecina de María Josefina comentó en la entrevista: “Si la presidenta del DIF se interesara por el bien de los niños y le preocupaba que se quedaran solos debió ofrecer un servicio de guardería a la mamá, ayudarle a conseguir un trabajo cerca de su casa para que pudiera cuidar a los niños, no arrebatárselos”.
La mamá de los pequeños es muy pobre y no puede pagar un abogado, por eso ella y sus vecinos, piden que este caso se haga del conocimiento de las autoridades estatales, como es el caso del DIF Estatal a cargo de Dinora López de Gali para que con su experiencia en la materia puedan hacer que esta familia esté nuevamente reunida y en mejores condiciones de enfrentar las adversidades de la vida.