El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó medidas de fortalecimiento a Pemex enfocadas a hacer más productiva la empresa, incrementar su inversión y evitar contraer deuda.

 

Se trata, dijo, de una inyección inicial de recursos de 107 mil millones de pesos, los cuales podrían incrementarse en caso de ser necesario.

 

La estrategia de apoyo a  Pemex cuenta con el  respaldo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

“Va a haber más apoyo (…) posteriormente vamos a evaluar, y si hace falta más se van a destinar más fondos”, afirmó el presidente.

 

El fortalecimiento financiero comprende una disminución en la carga fiscal de 15 mil millones de pesos e ingresos de 32 mil millones de pesos provenientes de los ahorros del Plan contra el robo de combustible.

 

Éstos se suman a los 25 mil millones de pesos destinados a Pemex como parte del Presupuesto de Egresos de la Federación, así como el pre prepago de 35 mil millones de pesos de adeudo de la Secretaría de Hacienda a la empresa por concepto de apoyos que el Gobierno Federal en su momento  le asignó para la mejora de su pasivo laboral.

 

En conferencia de prensa matutina el jefe del Ejecutivo sostuvo que las acciones se deben a que “tenemos la firme decisión de apoyar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad en todo el sexenio, empresas que fueron maltratadas, que fueron debilitadas por mala administración, por corrupción”.

 

El director corporativo de Finanzas, Alberto Velázquez García, explicó que las medidas anunciadas permitirán fortalecer la política de inversión de la empresa.