Por Jesús Lemus/Puebla

La presencia del Ejército Mexicano en los municipios del Triangulo Rojo y donde creció el robo de hidrocarburo, solo “es un mejoralito” para esta problemática, cuando lo básico en estos momentos, es atacar el problema de raíz y que se concentra en la pobreza y falta de empleo, situación por la cual los poblanos incurren en este delito.
Así lo argumentó el diputado federal independiente, Alejandro Armenta Mier, luego de considerar que fue una reacción tardía la presencia de los soldados del Ejército Mexicano en los municipios con esta incidencia delictiva, pues a raíz de la situación solo se busca “tapar el pozo cuando el niño está ahogado”.
Señaló que la extracción de combustible, se registra fuertemente en la franja San Martín Texmelucan-Santa Rita Tlahuapan, hasta la franja de oriente a poniente para llegar a los municipios de Esperanza y Ciudad Serdán.
Indicó que en 2015, manifestó en una de las sesiones de San Lázaro, que Puebla ocupaba el octavo lugar en el robo de hidrocarburo, situación que jamás fue tomada en cuenta por las autoridades, provocando que la entidad poblana ahora esté en el primer lugar por la extracción de petróleo en los municipios que integran en el Triangulo Rojo.
Mencionó que la militarización de los municipios con problema de huachicoleros, no será la solución para acabar con esta problemática, cuando el gobierno tiene la obligación de crear más fuentes de empleo y garantizar que ningún poblano vivirá en pobreza.
“El tema del huachicol debió atenderse desde hace mucho tiempo y desde la raíz, lo único que se está haciendo es tomar una pastillita y mejoralitos para esta situación, en esta lógica dije en septiembre de 2015 que Puebla ocupaba el octavo lugar en el robo de los hidrocarburos y en ese año hubo silencio”.
Por último, consideró urgente que el gobierno estatal deje de invertir en proyectos de infraestructura y se concentre en las políticas públicas que disminuyan la problemática del robo de hidrocarburo en la entidad.