Por su gestión al frente de la BUAP, el Rector Alfonso Esparza Ortiz fue reconocido por The Counsel of the International Socrates Committee (Consejo Internacional Sócrates) -que ha establecido los premios EBA The Europe Business Assemly (Asamblea Europea de Negocios)-, con The Internacional Socrates Award (Premio Internacional Sócrates), distinción creada en el año 2000 por esta corporación con sede en Oxford, Reino Unido, para galardonar a los protagonistas del desarrollo intelectual de la sociedad, en las áreas de gestión de gobierno, negocios, economía, ciencias, tecnología y educación.
El Premio Internacional Sócrates, en su conjunto, le fue entregado durante el Foro de Logros -Achievements Forum-, celebrado en el Instituto de Directores -Institute of Directors-, en Londres. En este foro, Esparza Ortiz participó como ponente en el panel “La educación multicultural: retos de la educación para la equidad y la cooperación en el mundo moderno”, donde señaló que el conocimiento se multiplica a un ritmo acelerado y nuevas disciplinas académicas surgen para proporcionar respuestas a las necesidades de individuos y sociedad.
Sin embargo, a pesar de esto presenciamos el aumento de problemas relacionados con salud, inequidad, pobreza, migración, intolerancia, injusticia y falta de oportunidades. “El conocimiento se ha convertido en una verdadera fuerza productiva, pero debemos preguntarnos con qué fines lo utilizamos y cuáles son sus alcances e impactos”, planteó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante su intervención.
Sobre la base de estas reflexiones –afirmó- se sostiene que las instituciones de educación superior deben incorporar una orientación ética en su enseñanza, para que los beneficios derivados del conocimiento produzcan un desarrollo equitativo y se contribuya a los esfuerzos esbozados por Naciones Unidas.
“La aportación de conocimientos a través de la docencia y la investigación nos permitirá trabajar por el desarrollo sustantivo en nuestras regiones, para la salud, reducción de la pobreza, alimentación y protección del medio ambiente, entre otros. De este modo, se convierte en una fuerza impulsora de la reducción de las desigualdades. Queremos lograr la paz y la justicia a través del fortalecimiento de nuestras instituciones académicas y democráticas”, afirmó.
En ese sentido, dijo, es imprescindible desarrollar estrategias, políticas educativas y formas de aprendizaje que permitan que los beneficios de la generación de conocimiento detonen el progreso colectivo. En el mundo moderno, las instituciones deben apelar a la cooperación y la colaboración.
“Nadie puede hacer todo por su cuenta, pero es posible avanzar si lo hacemos de manera coordinada, creando sinergias, combinando y conjuntando esfuerzos, recursos y voluntades”, destacó el ganador del Premio Internacional Sócrates.
El proceso de selección de candidatos a este premio se basa en complejas encuestas y recomendaciones de los socios de EBA, además de los datos recogidos en organismos de certificación nacional e internacional, asociaciones regionales y nacionales, congresos, foros, exposiciones y medios de la industria.