• No hubo propuestas reales sino solo ataques contra los adversarios
Las precampañas que recién acaban solo generaron confusión a los votantes, no hubo propuestas realmente concretas por parte de los precandidatos que buscan un puesto de elección popular, solo hubo ataques y descalificaciones entre ellos, señaló Maribel Flores Sánchez, académica del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Puebla.
En entrevista, dijo que los representantes de cada partido político se han limitado a las descalificaciones de sus adversarios, tendencia que se prevé, prevalezca durante el periodo de campaña, lo cual terminará por alejar a los votantes de las urnas.
Comentó que aun cuando los partidos políticos todavía no definen de manera formal a sus candidatos, entre la ciudadanía existe la percepción de que las campañas electorales ya están en marcha pero éstas comenzarán hasta finales de marzo, lo que generará cansancio y confusión entre los electores.
En este sentido, comentó que uno de los principales retos del Instituto Nacional Electoral (INE), será vigilar el contenido de las campañas y actuar con inmediatez para evitar la emisión de mensajes que dañen el proceso electoral.
Agregó que el contenido de las campañas que se reanudarán en los próximos días, pidió propuestas y un real sentido de enfoque al momento de plantearlas porque la gente está cansada de los ataques y discriminaciones entre los candidatos, especialmente en los debates.
Precisó que las propuestas deben de girar en tres puntos: combate a la corrupción, política económica y seguridad pública, ejes primordiales a discutir previo a las elecciones tanto en la entidad como en el país.
Finalmente abundó que los rubros anteriores son fundamentales porque son donde más descontento social hay por parte del electorado que cada proceso electoral muestra más descontento y sobre todo desinterés en emitir su voto.
Cabe señalar que el periodo de precampañas finalizó este 11 de febrero. A partir de esta fecha y hasta el 29 de marzo se llevará a cabo el proceso de intercampañas en que los partidos políticos solo pueden difundir mensajes de contenido institucional. Así mismo pueden estar en medios de comunicación y realizar actividades siempre y cuando no llamen al voto.