Por Patricia Moreno Sánchez / Puebla

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, informó que al igual que en el resto del país está incrementado el número de niños migrantes. Explicó que de 25 migrantes adultos, al menos 7 son menores, debido a la pobreza, la inseguridad y la violencia que se vive en toda Centroamérica.
Sánchez Espinosa, mencionó que es doloroso el incremento de migrantes provenientes del interior del estado,  y de países centroamericanos, que tienen de paso la entidad poblana. Explicó que anteriormente llegaban siete u ocho migrantes a las casas de asistencia de la Arquidiócesis Poblana de países del centro del continente, actualmente llegan de 25 a 30.
“Es una tristeza lo que está pasando con el incremento de menores migrantes, cada vez se incrementa el número de migrantes, por ello la Arquidiócesis ofrece apoyo de acuerdo a nuestras posibilidades” refirió el Jerarca Católico.
Recordó que son alrededor de 50 casas de migración en todo el territorio nacional, atendidas por la iglesia católica, al aseverar que es un deber de caridad hacia estos hermanos.
Refirió que en Puebla se cuenta con la Casa de la Juventud, sin embargo, estos  grupos vulnerables llegan con más frecuencia a las iglesias que están cerca de la Central Camionera; las Parroquias de la Asunción, la Parroquia de Nuestra Señora de Los Desamparados, y de San Felipe Hueyotlipan. Donde los sacerdotes  apoyan a los migrantes, adultos y niños con alimento, con una noche de hospedaje.
Agregó que  la Casa de la Juventud tiene espacio amplio para recibirlos y atenderlos, cuenta con diversos servicios de baño, sanitarios, dormitorios y alimentos. Empero por premura para continuar su viaje hacÍa el norte del país, los migrantes, solo pasan a los templos que les queda de paso.
“ Los migrantes van para el norte, y buscan descansar una noche, “un taquito”, un apoyo, y en lo que podemos apoyar lo hacemos con gusto, principalmente en estas tres parroquias. Del lado del Calvario se ubica la Casa de la Juventud. Es doloroso ver llegar a tantos niños en esas situaciones; por la situación de violencia e inseguridad que viven nuestros pueblos de Latinoamérica” comentó Monseñor.
Por Último señaló que la migración en general tiene diversas connotaciones, por la crisis económica, la inseguridad, violencia, incluso el narcotráfico , el tráfico de órganos por la delincuencia organizada, por lo que dijo se debe apoyar al migrante y al mismo tiempo ser precavidos para evitar que dentro de ellos se filtren delincuentes.