Ningún acto de coordinación estatal de Morena ha quebrantado la ley, asegura.

Tlacotepec de Benito Juárez, Pue.- Ningún acto de los realizados en las giras de trabajo por el interior del estado como coordinador de organización de Morena en Puebla ha quebrantado la ley ni ha significado un acto de corrupción o acarreo, pues Andrés Manuel López Obrador ha ganado un gran respaldo social y no necesita falsificar ningún evento, aseguró el senador Miguel Barbosa Huerta.

En un mensaje dirigido a militantes y simpatizantes de este municipio, Barbosa Huerta señaló que el nerviosismo y el miedo al proyecto de Andrés Manuel López Obrador ha llevado a los diferentes actores políticos a implementar una guerra sucia en su contra, que va desde infiltrarse en las reuniones privadas del partido hasta llamadas a miles de personas con mensajes absurdos para advertir una supuesta intervención rusa.

“Por estar escuchando y apuntando los requerimientos me quieren acusar, no me afecta de ninguna forma, ni política ni jurídicamente, no es un acto de corrupción, nadie está ofreciendo dinero, no estamos haciendo nada incorrecto. Estamos organizándonos de cara a un evento que los tiene muy nerviosos”, señaló Barbosa Huerta.

Asimismo, destacó que la efervescencia social que hay en el territorio poblano en torno a López Obrador lo ha posicionado con una ventaja de 15 puntos por encima de su más cercano competidor Ricardo Anaya, lo cual tiene preocupados a los grupos en el poder que a través de acuerdos fácticos pretenden perpetuar una dinastía política que ha lacerado a la sociedad y que ha buscado solo los intereses personales de una elite.

Acompañado por el precandidato al Senado en primera fórmula, Alejandro Armenta, el enlace nacional, Rodrigo Abdala, y la Coordinadora Estatal del Movimiento Encuentro de Mujeres del Partido Encuentro Social, Úrsula Curril Juan, Barbosa Huerta aseguró que seguirá trabajando bajo los tres principios fundamentales de Morena: no robar, no mentir y no traicionar.

“No más frijol con gorgojo, no seguir engañando y comprando consciencias con dádivas, no más presiones con programas asistenciales que no resuelven el problema de la pobreza, no más mentiras. Ya estamos decididos a no permitir que Moreno Valle tenga su tercera gubernatura; queremos que Puebla sea para todos y no para unos cuantos, y menos para una burocracia que quiere convertirse en una dinastía que hereda el poder”, aseveró.
Por su parte, Alejandro Armenta y Rodrigo Abdala realizaron un llamado a trabajar por la unidad y la organización de la coalición Juntos Haremos Historia, para lograr una votación histórica a favor del proyecto lopezobradorista durante los próximos comicios.

En el uso de la palabra, los liderazgos recalcaron que los pobladores de los municipios alejados de la zona conurbada del estado están hartos del abandono y la falta de oportunidades por lo cual reiteraron la necesidad de que el estado sea parte del cambio verdadero.