Por Patricia Moreno Sánchez

Se espera que en breve se apruebe en el Congreso de la Unión la nueva iniciativa del Proyecto de Ley General de los Derechos de los Niños y Adolescentes, que promueve los “derechos sexuales y reproductivos de los menores, informó Elva Leonor Cárdenas Miranda, Directora General de Protección a la Infancia del DIF Nacional, quien aseguró que el rechazó que se está presentando en el país como en Puebla por organismos civiles y asociaciones de Padres de Familia, se debe al desconocimiento de la misma.
Explicó que esta es una iniciativa preferente por el presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto, que fue discutida en la Cámara de Senadores, en la cual hubo aportaciones valiosas, el texto fue modificado.
” Ya no es la misma iniciativa que tal vez conocen, en este momento se tiene otro texto, por ello es importante conocer el texto de la iniciativa” señalo la representante del DIF Nacional.
Las personas pueden consultar el texto de esta iniciativa en las páginas web del senado y de Congreso de la Unión para que revisen y conozcan la iniciativa modificada, refirió la funcionaria federal.
Agregó que con esta iniciativa es un marco jurídico que busca proteger los derechos de los niños en contra de cualquier tipo de violencia que se ejerce contra ellos.
Recordó que esta Reforma a esta Ley General de Derechos de los Niños y Adolescentes es base para que cada estado tenga que legislar de acuerdo a las necesidades y características de cada entidad federativa.
Lo anterior en entrevista luego de asistir a la inauguración del Cuarto Foro de Explotación Sexual y Laboral Infantil que organizó el DIF Estatal.
Recordar que hace días asociaciones civiles y padres de familia se pronunciaron en contra de esta iniciativa al afirmar que con ella se invade espacios familiares y atenta en contra del desarrollo integro de los niños y adolescentes.
Reyna Suárez representante de la Organización “Con Sentido Común” expuso que de acuerdo a esta Ley los niños, niñas y adolescentes pueden tomar decisiones sin la orientación de sus padres. Al mismo tiempo tendrán libertad de recibir información y acceso a métodos anticonceptivos, acceso a servicios médicos y asesoría jurídica, lo cual rechazan al asegurar que se les permitiría practicarse un aborto o incluso construir una identidad sexo- genérica