Dulce Gómez

 

Los botones de pánico, que forman parte del programa Ventanas Ciudadanas, nunca dejaron de operar, aseguró la titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), María de Lourdes Rosales Martínez.

Luego de que el regidor del Partido Acción Nacional (PAN), Enrique Guevara Montiel, acusó que desde hace cuatro días están apagadas 1 mil videocámaras del programa Ventanas Ciudadanas, que puso en marcha la administración pasada, la encargada de la seguridad en Puebla capital precisó que se dio paso al cambio de empresa que se hace cargo del internet que mantiene activos los dispositivos que son monitoreados por un grupo de vecinos de diferentes colonias.

Sin embargo, la funcionaria municipal precisó que los botones de pánico nunca han dejado de funcionar toda vez que forman parte del sistema conectado al C5.

Rosales Martínez precisó que la dependencia a su cargo únicamente esperó a que terminará el convenio con la empresa de internet anterior, a fin de dar paso a un nuevo proceso de licitación, aunque evitó revelar el nombre de la misma.

En este contexto, compartió que ya han levantado la mano varias firmas entre ellas Teléfonos de México (Telmex) y TotalPlay, sin embargo, será necesario que transcurra el procedimiento correspondiente para dar paso al cambio de compañía, empero, este proceso dijo que podría ser de menos de una semana.

Empero, dejó en claro que a partir de esta noche los colonos que tienen acceso al dispositivo ya no tendrán ningún problema de visualización.

Aseguró que el cambio de empresa generará un ahorro al Ayuntamiento de Puebla y cuyo recurso será destinado al tema de seguridad.

“Lo que sucede con las Ventanas Ciudadanas es por demás sencillo, nos esperemos a que llegara la fecha en que se termina el convenio con la empresa anterior que tenía el licenciamiento de las mismas, a partir de ese momento, estamos iniciando la mudanza hacia una nueva plataforma. Pretendemos Ventanas Ciudadanas más eficientes, más eficaces y que logremos un ahorro en cuanto al costo del licenciamiento para poder ocupar ese recurso en otras estrategias en materia de seguridad”, expuso.