Dulce Gómez

El titular de la Contraloría en el municipio de Puebla, Rodolfo Sánchez Corro, informó que en lo que va del presente año, un total de 11 servidores públicos han sido destituidos de sus puestos por incurrir en algún tipo de falta en el ejercicio de sus funciones.

Además, hay otras 37 sanciones para empleados del Ayuntamiento de Puebla, quienes también cometieron algún tipo de falta, sin embargo los mismos continúan en sus cargos.

En este contexto, el funcionario municipal refirió que gran parte de las sanciones son hacia elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), empero evitó abundar sobre la cifra exacta.

“No siempre que hay una denuncia o queja quiere decir que se incurrió en responsabilidad, por eso debemos ser exhaustivos, para evitar que se tome alguna determinación que no esté sustentada. Muchas veces en el ejercicio de las funciones, como a los elementos de vialidad, se imponen multas y al ciudadano le genera una molestia y no es porque haya incurrido en alguna falta”, agregó.

Al final de la entrevista, expuso que las investigaciones no tienen fechas límites, ya que las tienen que ser cuantiosas y sustanciales para no proceder en contra de algún funcionario sin las pruebas suficientes.