El Popocatepetl luego de varias indicaciones de actividad, arrojó una espesa columna de humo de 2 km sobre su cráter, en dirección a CDMX. A lo que varios ciudadanos realizaron fotos y dieron los buenos días en sus redes sociales suplicando que mejor el Gigante “ Don Goyo” siga dormido.