Dulce Gómez

El alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, informó que un total de 110 policías vestidos de civiles abordarán diversas unidades del transporte público para prevenir robos y asaltos.
En entrevista previa al Informe de Resultados de la Auditoría Superior del Estado de Puebla, el presidente municipal explicó que actualmente 60 efectivos llevan a cabo rondines de vigilancia al interior del transporte.
Empero, en los próximos días otros 50 elementos se sumarán a las labores de prevención, principalmente en las rutas “más conflictivas”.
“Hemos dispuesto que haya 50 policías más aparte de los 60 que tenemos destinados, subidos a las rutas más conflictivas”, expuso.
Además, Luis Banck adelantó que los días jueves y viernes de la presente semana funcionarios del Ayuntamiento de Puebla abordarán unidades del transporte público para conocer las inquietudes de la población.
“Hay recorridos permanentes por parte de otros funcionarios del Ayuntamiento de Puebla, de hecho el domingo el secretario de Gobernación se subió a otra ruta y el jueves y viernes se subirán otros”, dijo.