Policías Federales establecieron un módulo de acopio para recolectar víveres para los damnificados que dejó en la Sierra Norte la tormenta tropical Earl. Por medio de esa iniciativa pudieron reunir 600 despensas que llevaron este miércoles a los municipios de Huauchinango y Tlaola.
Los paquetes de las despensas estaban conformados por galletas, papel higiénico, alimentos no perecederos como arroz, frijol, agua embotellada, pastas, entre otras cosas destinadas a servir a las familias más afectadas por los derrumbes ocurridos el pasado 6 de agosto en la Sierra Norte de Puebla.