• El viernes pasado degolló a su compañero de copas y lesionó con arma blanca a una mujer.

Odilón Larios Nava.- El homicidio de un hombre de 42 años de edad, que fue degollado por su compañero de parrandas el pasado viernes, fue esclarecido por la Policía Municipal de san Pedro Cholula. Esto al detener al probable asesino que andaba a salto de mata.
Los uniformados haciendo sus patrullajes de costumbre se percataron de un sujeto que estaba inhalando solventes en la vía pública. Cumpliendo con su labor lo llevaron a su comandancia para remitirlo al Juez Calificador por la falta administrativa, pero al tomarle los datos se percataron que se trataba ni más ni menos de “El Grande”, el sujeto señalado de haber matado a un hombre y haber picado con un cuchillo a una mujer de 24 años.
Es por ello que informaron al personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) para que efectuaran la detención por homicidio y lesiones.
El asesinato ocurrió el viernes por la noche, cuando el agresor logró escapar, pero las autoridades fueron notificadas de su identidad. Desde entonces andaba escondiéndose. Pero su vicio lo dejó al descubierto, mediante un operativo de la Policía Municipal de San Pedro Cholula, se logró detener a un sujeto porque se estaba drogando en la calle. Al tomarle sus datos particulares, se percataron que este hombre es el mismo que está acusado del asesinato antes descrito.
El detenido responde al nombre Bernardo Soto Pérez, de 51 años de edad, apodado “El Grande”. Quien está señalado de haber matado a Miguel Melgarejo Cortés, de 42 años de edad, y haber lesionado a una fémina llamada Verónica Andrade Guatemala de 24 años de edad.
La agresión ocurrió antes de las diez de la noche del pasado viernes en un domicilio de la calle 3 Sur número 1104, entre las 11 y la 13 Poniente, en el barrio de santa María Xixitla, en san Pedro Cholula. Trascendió que ambos hombres estaban tomando bebidas alcohólicas.
Al calor de las copas Miguel le reclamó a El Grande porque en días pasados le había robado una grabadora a su hija. De acuerdo con las versiones policiales, Bernardo Soto, tomó un cuchillo y agredió a quien lo acusaba, la herida que mató a su oponente fue un corte en el cuello que abrió la yugular e hizo que el hombre de 42 años muriera desangrado.
Antes de huir, El Grande lesionó a Verónica, la cual resultó con algunas puñaladas en la espalda. Esta logró pedir ayuda y fue llevada a un hospital para ser atendida. Cabe destacar que fue ella quien dijo a las autoridades cómo ocurrieron los hechos y señaló al probable asesino, quien había escapado. Desde ese día era buscado por las autoridades ministeriales.
Gracias a los operativos de vigilancia los policías de san Pedro Cholula lograron asegurar a un hombre por drogarse en la vía pública, pero al identificarlo se percataron que pesa en su contra la acusación por homicidio, por lo que luego de haber sido remitido ante el Juez Calificador por la falta administrativa, se puso a disposición de las autoridades ministeriales para que se le finquen cargos por el asesinato de Melgarejo Cortés y las lesiones que causó a Verónica.