Luego de enfatizar que el arma de fuego es la última herramienta que emplea la policía municipal para aprehender a los sujetos, el director del área, Paulo César Quiroz Martínez, reveló que tras el asesinato de un grafitero en San Pedro Chulola, se reforzaron los protocolos de actuación para evitar estos hechos en la capital.
En entrevista, reveló que en lo que va del año solo han puesto a disposición del ministerio público a tres jóvenes que realizaron pintas, cifra que es mínima “quizá” por la nueva Ley Antigraffiti que recientemente aprobó el congreso del estado y que envía a prisión a quienes practiquen esta expresión.
Sobre los recientes hechos en San Pedro Cholula, municipio en donde el elemento de la policía Jair Mote Hernández asesinó al joven Ricardo Cadena, tras sorprenderlo grafiteando, explicó que en Puebla se reforzaron los protocolos de actuación para frenar estos casos, pero además sostuvo que existe la instrucción de no sacar el arma, pues es la última opción.
“No tienen la instrucción de sacar el arma en caso de que huyan, contamos con radio de comunicación, hay otras alternativas antes de usarla, nuestra arma es el ultimo instrumento que debemos sacar por eso contamos con otras herramientas. Cuando se detienen, tenemos unas técnicas de control, sometimiento el traslado a la unidad y ubicar al peticionarlo.
Quiroz Martínez informó que en lo que va del año han remitido al MP a tres jóvenes que realizaron pintas en el zócalo y en la línea 2 del RUTA, y la cifra es menor, dijo, a raíz de la ley.
“Han disminuido y afortunadamente podemos ver que en las principales paredes que acostumbraban a pintar ya no han tenido tanta presencia, puede ser porque las sanciones como se incrementaron para la gente. No estamos en contra de la expresión artística pero las instancias están buscando para que hagan estas actividades sin necesidad de hacer pintas, para mantener una ciudad limpia.
Al final, expresó que la policía municipal de Puebla está preparada en los protocolos de actuación, pero no estaría de más, dijo, reforzar las medidas: “No tanto cambio de instrucción, sino reforzar los protocolos de actuación, los tenemos muy bien establecidos y los procedimientos, que es leerle los derechos y respetar los derechos humanos de las personas, nos ayudará a eliminar este tipo de conductas y los errores erradicarlos de esta corporación”.