• Amagan con hacer paro este jueves para exigir a su director a que lo retire de la corporación.
• Señalan que acosó sexualmente a una policía y de haber agredido físicamente a cuatro de sus subordinados.

Odilón Larios Nava. – Elementos de la policía municipal de Izúcar de Matamoros amagan con hacer paro de labores, este jueves ante la exigencia de que sea sustituido el encargado de ese turno Raúl Vidal Hernández por presunto acoso sexual contra una mujer perteneciente a la corporación.
Reportes policiales dieron a conocer una conversación vía mensajería celular entre una mujer policía y el comandante: “Comandante soy (aquí menciona su número de placa), un favor si llegara a haber operativo me podría informar”, a lo que el comandante respondió “Con que pagues tu cuarto y pongas las chelas”, en una clara incitación sexual explicó un informante. La mujer policía desconcertada le dijo ¿Qué tipo de comentario es ese?
En un parte informativo fechado el 22 de enero, un uniformado de nombre Marcos C. G., quien está bajo el mando de Vidal Hernández, señala al mencionado jefe policial de haberlo golpeado en los testículos el día 21 de enero. En dicho escrito el policía golpeado indicó que, al cumplir una orden dada por la cabinera, correspondiente a la búsqueda de un vehículo color blanco en donde una mujer era agredida por un hombre, se encontraron con un hecho vial que ya era atendido por Raúl Vidal y otros elementos.
Por eso Marcos y su compañero siguieron de largo buscando el vehículo relacionado con la agresión a la mujer. Pero eso molestó al comandante quien les ordenó que regresaran y los increpó por no haberse detenido a abanderar el tránsito vehicular.
Según lo asentado en ese escrito, del cual este diario tiene copia, el comandante lo reprendió verbalmente y le dio un manotazo en los testículos. Marcos le reclamó ese actuar, y horas después, en represalia le fue retirada la patrulla que utilizaba.
Las fuentes que informaron de estos hechos a este diario indicaron que al menos hay tres policías más afectados de la misma manera por el mencionado jefe policiaco. Además, aseguran que la contraloría municipal ya realizó una investigación y ordenó su cese o su renuncia.
Pero aseguraron que no ha sido separado de su cargo porque es protegido del director de la policía municipal Federico Varela Sarmiento y de Santiago Cabrera, quien es secretario particular del edil Manuel Madero González.