• Comerciantes de la zona de la CAPU creyeron que había sido abandonado y llamaron a la policía.
• Tiempo después llegó la mamá y reclamó a su pequeño a quien dijo sólo dejó solo por unos minutos.

Odilón Larios Nava. – Comerciantes de la zona de La Pedrera y el bulevar Norte se percataron de un niño de 4 años que estaba corriendo solo por las inmediaciones, al ver que no había ningún adulto cuidándolo, lo resguardaron y llamaron a la policía. Los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) siguiendo sus protocolos para estos casos, llevaron al niño a sus instalaciones. Poco después la madre del menor se presentó para reclamar al niño de nombre Donovan y agradecer a las autoridades.
Fue en Rancho Colorado, en la dirección de la Policía Municipal, donde la madre del menor explicó la razón por la que dejó a Donovan de 4 años y a su otro hijo de 6, solos por unos minutos en la esquina en donde fue ubicado el menor.
En su narración de hechos dijo a las autoridades que llevó a un familiar invidente a tomar su camión a la CAPU, y por ello dejó a los dos niños solos en la esquina de La Pedrera y el bulevar Norte, en lo que acompañaba al discapacitado hasta abordar la unidad de transporte que le correspondía. En ese tiempo es cuando los comerciantes reportaron la presencia de Donovan en el lugar, al que vieron solo.
Los locatarios al ver al niño solo pensaron que se trataba de un menor extraviado o abandonado y por ello, para evitar que algo malo le pasara lo resguardaron en uno de los locales, al mismo tiempo que daban parte a las autoridades. Así fue como la policía llevó a Rancho Colorado al menor, donde también notificaron al personal del DIF.
La madre del niño señaló que una vez que dejo al invidente en su camión, volvió y solo encontró a uno de sus dos hijos, el otro no estaba. Al preguntar entre la gente del lugar le indicaron que la policía se había llevado al menor y por ello acudió a Rancho Colorado para reclamar a su menor y agradecer la seguridad que le brindaron.