Al anunciar operativos de seguridad Guadalupe-Reyes para vigilar y proteger el tránsito de peregrinos a la basílica en la Ciudad de México, y para evitar abusos contra migrantes en el regreso a sus lugares de origen, el mandatario advirtió “policía que extorsione me lo chingo”.

El mandatario estatal adelantó que en acciones conjuntas con la Guardia Nacional, la secretaría de Seguridad Pública en el Estado, reforzará las estrategias de Vigilancia en carreteras del Estado, en el transporte, en centros comerciales y por operaciones bancarias en Puebla.

Destalló que se realizarán acciones para la revisión de polvorines y realizar un manejo adecuado de explosivos durante el tránsito de los feligreses.

La intención es evitar tragedias por el mal uso de pirotecnia, como ha ocurrido en años recientes, dijo el mandatario al encabezar en el zócalo de la ciudad la destrucción de armas de fuego de usos exclusivo del ejercito.

Barbosa Huerta garantizó protección a los migrantes poblanos en su regreso a sus lugares de origen por las celebraciones de fin de año.

Y ante el abuso al suelen recurrir uniformados al detectar vehículos procedentes de ciudades fronterizas o de los Estados Unidos, el gobernados sentención que habrá sanciones severas Y expresó: “al policía que extorsione me lo chingo”..