Por Jesús Lemus/Puebla

En el municipio de Tepexco se respira la incertidumbre, luego de que siete personas presuntamente secuestradores, fueron linchadas y asesinadas por una turba enardecida tras el plagio de una persona durante este miércoles.

Sin la presencia de la Guardia Nacional y solo la Policía Estatal, es como se vigiló este municipio que se ubica en la Mixteca Poblana.

La región se convirtió en un pueblo fantasma, pues la población sale por morbo de sus casas para ver cómo quedó la escena del crimen que se caracteriza por cintas rojas de prohibido el paso, esto alrededor de los árboles donde fueron asesinados algunos de los presuntos secuestradores.

En las calles desoladas de Tepexco, se oye el perifoneo de una camioneta verde que vende la nota roja y a todas luces, presume el asesinato de las personas en manos de la turba enardecida.

Las personas no quieren hablar ante los micrófonos o cámaras, solo se remiten hacer comentarios en el sentido de que las cosas se pusieron complicadas en el municipio, durante este miércoles 8 de agosto.

Solo se observan diez patrullas de la policía estatal, haciendo guardia sobre la calle principal de Tepexco, el enojo de la población quedó atrás y no es necesaria la movilización de alguno de los uniformados.

Fue la mañana es este miércoles cuando Armando Pérez, dueño de un viveros fue levantado por un grupo de hombres armados, entre ellos un menor de 16 años.

Lo anterior provocó una persecución de los pobladores de Tepexco que terminó en el linchamiento de un total de siete personas.