• Los uniformados estaban jugando con sus armas de cargo durante un servicio en el OXXO de Amalucan.
• Un policía apuntó su pistola a la frente de su compañero y por error la accionó; le baleado murió en el acto.
• El policía responsable está detenido; le metió una bala entre ceja y ceja a su compañero de servicio.

Odilón Larios Nava. – La mala capacitación y falta de experiencia de un policía municipal lo convirtió en asesino al privar de la vida, por un craso error, a su compañero de servicio. Jugando con su arma de cargo, apuntó directo a la frente de su “pareja”, por error accionó la pistola y la bala entró entre ceja y ceja, y su compañero cayó abatido en el acto. Si no hubieran existido testigos, cualquiera hubiera pensado en una ejecución con el tiro de gracia por lo centrado y preciso del impacto.
Ambos policías eran relativamente nuevos en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), y según sus compañeros, carentes de experiencia y “quedó demostrado” que también de capacitación adecuada. Varios de sus compañeros de corporación, de manera anónima indicaron que los dos policías solían jugar con sus armas y que desgraciadamente la muerte de uno de ellos es el resultado de esa irresponsabilidad en el manejo de armas letales.
Esta desgracia ocurrió cerca de las 12:45 horas de este viernes en la bodega del OXXO ubicado en avenida Las Torres casi esquina con Xonacatepec, en Amalucan, a unos metros donde un día antes murió un niño en el kínder del CAIC de Amalucan.
El policía que murió de esta lamentable forma es José Daniel Calvario Pérez de 20 años y su compañero Jorge Antonio Z. M., de 22 años, los cuales se encontraban cumpliendo con el servicio de vigilancia a tiendas de conveniencia OXXO. Es por ello por lo que habían pasado al baño y estaban en la bodega.
Lo ocurrido indignó a los policías de esa corporación y de otras, pues les quedó claro que la irresponsabilidad y mala capacitación de algunos de sus compañeros los pone en un claro peligro. Algunos de ellos indicaron de manera anónima que a Jorge Antonio le gustaba jugar con su arma de cargo, igual que al ahora occiso.
Las mismas fuentes indicaron que las primeras versiones de los hechos indicaron que Jorge Antonio estaba jugando con su compañero y con su arma apuntó directo a la frente de José Daniel y entonces accionó el arma por error y el uniformado de 20 años cayó abatido.
Los encargados del OXXO estaban en el frente de la tienda, en el área de atención a clientes, al escuchar el disparo corrieron a ver qué había ocurrido. Al ver al hombre herido no dudaron en llamar al 911 pidiendo una ambulancia. Paramédicos de SUMA a bordo de la unidad 222 acudieron al lugar y al revisar al hombre constataron que ya no había nada que hacer.
Los propios policías municipales detuvieron a Jorge Antonio Z. M., que enfrentará cargos por el delito de homicidio, por haber privado de la vida a su compañero, aunque todo sugiere que no hubo dolo o premeditación en ese acto.
Policías ministeriales llegaron hasta el lugar para llevar a cabo las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar la carpeta de investigación del caso. En el lugar embalaron los indicios encontrados y recabaron las declaraciones de los empleados del OXXO.
Policías municipales entrevistados en el anonimato lamentaron lo que ocurrió a estos dos policías y sus familias, a una de ellas les fue arrebatado un ser querido y a la otra de cierta manera le ocurrió lo mismo, pues el policía que disparó enfrentará un proceso penal en su contra el cual también afectará a sus seres cercanos. Los policías entrevistados indicaron que éste, lamentablemente es un indicador que expone la falta de capacitación, o mala capacitación, que han recibido los nuevos policías integrados a la SSPTM.