• En este percance hubo dos mujeres que murieron; el responsable iba ebrio, a exceso de velocidad y presumiblemente se pasó el alto.
• El nuevo sistema de justicia podría permitirle quedar en libertad si llega a un acuerdo con los familiares de las féminas muertas.

Odilón Larios Nava.- El conductor de la camioneta Jeep, Gran Cherokee, que causó un accidente en donde perdieron la vida dos mujeres, madre e hija, iba en tercer grado de intoxicación etílica.
El mortal accidente ocurrió el viernes alrededor de las diez de la noche en el cruce de la 11 Sur y 49 Poniente, en los carriles que conducen al sur de la ciudad.
Juan Carlos B. J. el conductor de la Jeep, Gran Cherokee, de acuerdo con los primeros peritajes iba a exceso de velocidad y bajo los efectos de bebidas embriagantes, además de acuerdo con los testigos se habría pasado la luz roja.
En ese momento con su camioneta embistió un Volkswagen, Pointer, color gris, con placas de circulación TVF-88-59 de Puebla. El auto fue proyectado por la camioneta contra el poste y base de una señalética de gran tamaño que esté en la esquina del lado de la farmacia.
El Pointer quedó compactado como una lata, en el interior quedaron atrapadas las dos mujeres, Rosalba A. y Carolina, madre e hija, de 40 y 18 años de edad, respectivamente. Cuando los paramédicos de Cruz Roja llegaron al sitio, revisaron a las féminas y confirmaron que no tenían signos vitales.
El presunto responsable, el conductor de la Jeep, Cherokee, quedó detenido y a disposición de las autoridades ministeriales. Cabe destacar que también fue revisado por los técnicos en urgencias médicas pero resultó sólo con algunos golpes, prácticamente ileso.
De acuerdo con los deudos, ellas habían acudido a ver a unos familiares que vinieron de visita procedentes de la Ciudad de México. Iban a su casa cuando sucedió el percance. El novio de Carolina seguía al Pointer y fue testigo del mortal accidente.
En este caso además de los testigos y las pruebas periciales, existen los videos de las cámaras de seguridad del Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata, las cuales captaron el momento de percance, según han informado fuentes policiales.
Pese a todas estas evidencias en contra del conductor del Jeep, aunque sea plenamente encontrado culpable, gracias al nuevo sistema de justicia penal, podría quedar en libertad gracias a los medios alternativos de justicia, ya que en la etapa de mediación entre los familiares de las víctimas y el presunto responsable, podrían llegar a un acuerdo que lo exima de pisar prisión.