• Impidieron que las autoridades recuperaran la presidencia municipal que está tomada desde hace más un mes.

Odilón Larios Nava.- Violenta jornada se vivió este jueves en el municipio de Tlanepantla, donde autoridades estatales resguardadas por un centenar de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) intentaron recuperar la presidencia municipal la cual lleva más de un mes tomada por los pobladores y un grupo de regidores.
La mala planeación de las autoridades hizo que implementaran dicho operativo mientras se llevaba a cabo una misa en la parroquia ubicada frente a la presidencia, dicha eucaristía era con motivo del cierre de la feria patronal. Por ello había un número considerable de pobladores reunidos allí, quienes al ver que llegaba la policía no dudaron en salir de la iglesia aunque la celebración eucarística no había concluido.
De inmediato se dio el choque entre pobladores y granaderos. La gente no dudo en utilizar “cohetes de arranque” a los uniformados, incluso reportes policiales indican que fueron agredidos con bombas molotov. “Algunos de mis compañeros fueron rociados con gasolina y los amenazaban con quemar”, indicó uno de los dos policías que fue retenido por la población.
La gente indicó que de su bando hubo varios lesionados, pero no tenían un número exacto porque cada quien se fue a atender por su cuenta a sus respectivos domicilios. Mientras que del lado de los uniformados no hubo una cifra oficial, pero por lo menos fueron seis los que acusaron lesiones.
Un grupo de pobladores, fue hasta la casa del presidente municipal del Partido del Trabajo (PT), Efraín García García, saquearon el domicilio, algunos muebles y los llevaron a la explanada de la presidencia. Además quemaron dos vehículos una camioneta color blanco valuada en 600 mil pesos y un Jetta, los cuales quedaron completamente calcinados.
Otras personas bloquearon las entradas y salidas de la comunidad utilizando piedras y ramas y haciendo hogueras. Otros más se mantenían en la presidencia reteniendo a dos de los policías estatales capturados en la trifulca y exigiendo intercambio por dos hombre que de la población que fueron detenidos.

CAUSAS DE LA VIOLENCIA

Los pobladores acusan de desvío de recursos, falta de obra pública y carencia de servicio de limpia, al mencionado alcalde. Por ello un grupo de siete regidores y pobladores tomaron la presidencia hace más de un mes. Soldaron puertas y ventanas para que no pudiera despachar Efraín García.
Según el reporte oficial de la Secretaría General de Gobierno del Estado (SGG), durante ese tiempo hubo diálogo con ambas partes en conflicto, durante las cuales a SGG solicitó al H. Congreso, a través de la Auditoría Superior del Estado, la posibilidad de realizar una revisión integral a la administración municipal.
“Con ese propósito, este día acudieron al municipio dos auditores, acompañados de un notario, un representante de Derechos Humanos y un representante del Consejo Ciudadano de Seguridad, acompañados por miembros de Seguridad Pública Estatal, a fin de darles las facilidades para el cumplimiento de esta demanda. Sin embargo, un grupo de habitantes, encabezados por la familia Morón, azuzaron a la población para impedir el cumplimiento de la diligencia” informó la SGG.
De forma oficial se indicó que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) comenzó las investigaciones en torno a estos violentos acontecimientos para que se castigue a los responsables. Cabe señalar que de forma directa la SGG culpó a la familia Morón de la violencia vivida en Tlanepantla este jueves.
Hasta el cierre de esta edición se informaba que aún había un grupo de pobladores reunidos frente a la presidencia para estar atentos en caso de que hubiera otro intento de recuperar la presidencia.