• Su molestia fue que los policías no les entregaron a un presunto violador que detuvieron momentos antes, al cual querían linchar.

Odilón Larios Nava.- Una turba causó serios disturbios en la comandancia y presidencia de Libres, y mantuvo en jaque a las autoridades de dicho municipio desde las 16:30 horas hasta las 21:00 horas de este martes. Quemaron la comandancia y parte del palacio municipal, la molestia fue que la policía local no les entregó a un detenido que presuntamente había intentado violar a una mujer de la población de Tehuatzingo.
Cerca de 100 pobladores de Tehuatzingo al saber que el agresor había sido detenido y que presuntamente se encontraba detenido en la comandancia de Libres, acudieron hasta la cabecera municipal, pues pedían que les fuera entregado para hacer justicia por propia mano.
Ante la negativa que obtuvieron por parte del director de la policía municipal de nombre Iván López, comenzaron a echar disparos al aire, después con bombas molotov incendiaron la comandancia y posteriormente quemaron varios vehículos, entre ellos uno particular, según informaron los testigos.
Toda esta violencia comenzó a gestarse cerca de las 16:30 horas cuando un grupo de cerca de 100 personas que portaban armas largas, armas cortas, machetes, palos y tubos y llevaban el rostro cubierto con capuchas, llegaron hasta la comandancia y exigieron al director de la policía local que les entregara al supuestos violador que tenían detenido. Obviamente el jefe de policía se rehusó y por ello la gente comenzó a ponerse más violenta.
Comenzaron haciendo algunos disparos al aire, después con bombas molotov incendiaron la comandancia y parte de la presidencia. Cuando las llamas alcanzaron las municiones de los policías éstas comenzaron a estallar y sonar como cohetes.
Por lo alto del fuego se incendiaron cables de energía eléctrica lo que provocó cortos circuitos en calles del Centro de Libres, al mismo tiempo los inconformes seguían haciendo disparos al aire. Los pobladores estaban preocupados porque en el lugar había muchos menores de edad.
Según los reportes de los pobladores la cosa se fue poniendo más violenta y la turba incendió un una camioneta del DIF municipal, así como una camioneta RAM que ocupa el municipio para usos diversos, una patrulla Nissan y un vehículo particular este último a una cuadra de la presidencia.
La ayuda por parte de las autoridades estatales tardó en llegar, fue hasta después de las ocho de la noche que el apoyo llegó. Según los pobladores de libres, la turba de inconformes apedreó varias patrullas del estado y dela Policía Federal, pero así se pudo rescatar a los diez policías y al director de policía quienes estaban retenidos por los manifestantes.
Fue hasta las 21:00 horas cuando la policía pudo recuperar las instalaciones y ahuyentar al grupo de rijosos. No se informó que hubiera personas detenidos por estos actos vandálicos. Cabe señalar que hace aproximadamente un año se presentó una manifestación en donde también se incendió un vehículo en Libres y hubo manifestación de pobladores quienes exigían mayor seguridad en el municipio.