• México enfrentará la crisis en las ciudades, los centros urbanos al igual que en centros rurales debido al cambio de paradigma en el derecho a la ciudad: Presidente del CJUI

En el marco de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible así como plantear los retos para el urbanismo tanto en Croacia como en México, se llevó acabo en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) el “Diálogo Post Hábitat III” donde distintos especialistas abordaron temas relacionados.
Pablo Aguilar, presidente del Colegio de Jurisprudencia Urbanística Internacional dijo ante cientos de estudiantes que “estamos promoviendo en Latinoamérica este lenguaje, que se llama el lenguaje de los derechos fundamentales para aterrizarlo en políticas públicas y aplicarlos en programas de planeación urbana, en programas de ordenamiento ecológico donde el enfoque no sea la ciudad ni los bienes, sino la persona.
Agregó que el ser humano es el fin y el principio del derecho, por lo que en el nuevo marco legal sobre la ley general de asentamientos humanos, desarrollo urbano y ordenamiento del territorio, México enfrentará la crisis en las ciudades, los centros urbanos al igual que en centros rurales debido al cambio de paradigma en el derecho a la ciudad.
“El derecho a la ciudad, este derecho que se siente, se conflictua con otros, pero que nos da sueños en lo que queremos en la ciudad y lo resuelve” manifestó el Mtro. Aguilar.
Por su parte, el especialista Nenad Lipovac mencionó que “la situación principal sobre la tercera reunión fue hacer a las ciudades sustentables, si se quiere hacer la urbanización correcta, se necesitan los actos legales debidos que sigan las necesidades del día de hoy”.
Expuso que los puntos de la agenda urbana para hacer lugares sostenibles y habitables donde se encuentran: en primer lugar, organizar las áreas residenciales; tener recursos educativos y sociales cercanos; tener suficientes áreas verdes alrededor y dentro del lugar; zonas cercanas que puedan proveer al menos la mitad de la comida necesitad.
Además de áreas de trabajo para residentes; una red eficiente de calles; transporte eficiente y una conexión con otras partes de la región; un plan y desarrollo suficiente de la red de infraestructura; hacer una zona segura a través de la planificación urbana; y por último, respetar a los valores naturales e históricos.
Finalmente exhortó a los estudiantes a no tener miedo en introducir nuevos estilos en la elaboración de edificios, tener en cuenta cómo reutilizarlos al igual que revivir lugares históricos para crear sensaciones a través de ellos, sin embargo, reiteró la importancia y el reto de respetar la identidad histórica de las edificaciones.