* El titular de la Segob recordó que el Día Mundial de la Población fue instaurado por la Organización de las Naciones Unidas en 1989

 La planificación familiar representa en el país un derecho humano, que desde 1974 se elevó a rango constitucional, destacó el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, al presidir la conmemoración del Día Mundial de la Población.

“Al haber cambiado nuestro capítulo primero de la Constitución en el año 2011 y ya no denominarlo de garantías individuales, sino de derechos humanos, el tema de la planificación familiar es en nuestro país un derecho humano”, recalcó.

En el Salón Revolución de la Secretaría de Gobernación (Segob), comentó que el tema de la población ha cobrado un énfasis especial por la relación integral que mantiene con el desarrollo de las naciones como pretensión para atender las necesidades de los individuos en el marco de los derechos humanos.

El también presidente del Consejo Nacional de Población detalló que lo que se presente desde los espacios de decisión es la consideración de los temas de población en los planes y programas de desarrollo socioeconómico, con el propósito de mejorar la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras.

De acuerdo con el funcionario federal, el gobierno de la República está convencido de que la población es la razón de ser de un Estado, y las políticas públicas en esa materia “deben ir más allá de conocer cuántos somos y en dónde vivimos, para atender retos como la natalidad, la migración, la salud, el desarrollo de los individuos, el desarrollo social, la educación, porque esa es la clave para el progreso del país”.

El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) recordó que el Día Mundial de la Población fue instaurado por la Organización de las Naciones Unidas en 1989, cuando la población mundial era de cinco mil millones de personas.

Actualmente, en el planeta habitan más de siete mil 600 millones de personas y en México se alcanza la cifra de 130 millones, por lo que ”somos el décimo país más poblado del planeta”, enfatizó.

El representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en México, Arie Hoekman, aseguró que planificar es un factor fundamental para reducir la pobreza y lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Aseguró que desde su creación, el Fondo trabaja para posicionar la salud y los derechos sexuales y reproductivos, incluida la planificación familiar, y reiteró el apoyo del organismo en los esfuerzos de los países en la aplicación de las políticas que garanticen el derecho de las familias de planear cuándo y cuántos hijos se quieren tener.