De manera conjunta, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el gobierno del Estado elaborarán un Plan Integral para el saneamiento del río Atoyac y el Lago de Valsequillo con la instalación de plantas de tratamiento en puntos estratégicos, anunció en gira por Puebla el director general de la dependencia federal Roberto Ramírez de la Parra.

“Trabajamos con el gobernador Tony Gali para establecer las acciones de limpieza de las afluentes que deberán arrojar resultados en un promedio de cinco años” dijo en entrevista el titular de la Conagua luego de signar un convenio de colaboración con el gobierno del estado para ejecución de obras hidráulicas por cerca de 120 millones de pesos.

La prioridad en la estrategia integral será el frenar las descargar contaminantes por parte de empresas y municipios hacia el rio Atoyac, porque de nada serviría realizar obras de gran dimensión y fuertes inversiones si los empresarios y ediles no asumen el compromiso de verter agua tratada, dijo.

Ramírez de la Parra cuestionado sobre sanciones a los empresarios responsables de la contaminación señaló que para aplicar medidas enérgicas será necesario hacer modificaciones a la Ley Federal del Agua y lo que urge es integrar un plan conjunto entre federación, estado y municipio.

Admitió que existe una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a la Conagua por la contaminación a la cuenta del Atoyac por eso la urgencia de aplicar medida emergentes pero efectivas.

Anticipó que a propuesta del gobernador Tony Gali se prevé la construcción de una planta para tratar el agua del Atoyac antes de que se descarguen sus aguas al Lago de Valsequillo.