Dulce Gómez

Toda vez que el 35 por ciento de las calles del Centro Histórico está en mal estado, el titular de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos, Israel Román Romano, anunció la puesta en marcha de un plan emergente de rehabilitación que inició el lunes pasado y concluirá antes de las actividades de Semana Santa.

En conferencia de prensa, el funcionario municipal dijo que la idea es que los visitantes nacionales, extranjeros pero también los locales y ciudadanos disfruten de calles en buen estado durante las próximas festividades religiosas.

Abundó que se dará paso a la intervención de la Avenida Reforma entre la 11 sur y hasta la 5 de Mayo, 2 norte de Juan de Palafox hasta la 18 oriente, 16 de septiembre entre Avenida Reforma y 6 oriente y 4 oriente hasta la 11 norte.

Entre las acciones que se llevarán a cabo son la renivelación de registros tanto eléctricos como sanitarios, reposición de bolardos, suministro y colocación de huella podoctáctil, reparaciones de vialidades de concreto hidráulico, reposiciona de lajas, entre otras.

En este contexto, precisó que el Ayuntamiento de Puebla no ha dejado de trabajar desde el primer día de gobierno y apuntó que se continuarán con labores en beneficio de los ciudadanos

“Es importante mencionar que desde el inicio de la administración no hemos dejado de trabajar (…). Realizar acciones de mantenimiento en el Centro Histórico con la finalidad de realizar la belleza de Puebla es una prioridad de nuestra presidenta Claudia Rivera Vivanco”, mencionó al tiempo de recordar que desde hace aproximadamente cinco años no se realiza ningún tipo de mantenimiento en dichas vialidades.

Román Romano añadió que las labores de las cuadrillas no afectarán el tránsito vehicular debido a que no se prevén cierres de vialidades y el horario estipulado es de 8 a 16 horas.

Al final, precisó que el presupuesto para intervención de calles es de 8 millones de pesos, sin embargo, la cantidad será ocupada para todo 2019.