• La pipa se salió de la carpeta asfáltica, se subió a la banqueta y se incrustó en un domicilio; en el trayecto mató a los dos menores de edad.

Odilón Larios Nava.- Dos jóvenes muertos fue el saldo que dejó el choque de una pipa de agua contra un domicilio en San Hipólito Xochiltenango, en el municipio de Tepeaca. Se trata de dos jóvenes que iban pasando, uno de ellos presumiblemente salvó a unos niños, el otro iba a la escuela, ambos perdieron la vida casi de forma instantánea cuando se dio el percance.
Por la tarde noche un grupo de personas bloquearon la carretera federal El Empalme-Acatzingo, donde quemaron neumáticos. La exigencia fue la colocación de reductores de velocidad, lo cual fue informado por la Policía Federal a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a nivel federal. También exigían castigo para el responsable.
El percance ocurrió por la mañana de este miércoles, cuando la pipa de la empresa Pipas de Agua Huerta, con domicilio en la 12 Norte número 100, en el barrio de Eccehomo, en Tepeaca, se estrelló contra un domicilio.
En ese momento, adolescentes y niños se dirigían a la escuela y fue así que dos menores de edad perecieron en el percance. El conductor de la pipa con placas de circulación SL65064, escapó del lugar.
Hubo una versión de que la pipa habría sido robada y que el supuesto ladrón fue quien chocó la unidad. Sin embargo los vecinos consideraron que esa podría ser una argucia de los propietarios para evadir responsabilidades, por lo que exigen que se realicen las investigaciones de ley.
El siguiente es un mensaje que se compartió en Facebook y que citamos textualmente: “Urgente compartir. En la mañana la pipa de esta empresa acaba de destruir mi propiedad, la de mi vecino familiar y otras más dañadas. Lo más lamentable es que fallecieron dos jóvenes originarios de aquí, uno de ellos salvando la vida de niños que iban camino a clase y el otro camino a la escuela, este último, perdió la vida en mi propiedad. Como es de esperarse, esta familia, dueña de la pipa, se ha amparado argumentando que la pipa fue robada, que el chofer (quien se dio a la fuga) fue amarrado y que los hoy difuntos son los ladrones. Por si fuera poco, esta versión anda circulando ya en las radios locales, a lo cual, yo como propietario, testigo y los habitantes de esta población negamos totalmente”.
De esa manera los afectados en el aspecto material, y los pobladores, exigen justicia a las autoridades para que se dé con el paradero del responsable y se le finquen responsabilidades para la reparación de los daños, materiales y humanos.