• El vehículo había ido a llenar la cisterna del inmueble y al salir de reversa derribó la fachada de la tienda.

Odilón Larios Nava.- Una mala maniobra en la conducción de una pipa repartidora de agua derrumbó la barda frontal de una refaccionaria automotriz de la colonia Santa María. Mientras se echaba de reversa la parte superior de la unidad se atoró con la marquesina y así es como terminó derribando la barda de la fachada del inmueble.
Lo anterior ocurrió alrededor de las 10:30 horas de este jueves en la 42 Poniente frente al número 1311, entre 13 y 15 Norte de la mencionada colonia. En estos hechos no hubo personas lesionadas, únicamente daños materiales. Por lo que las partes involucradas decidieron que llegarían a un acuerdo entre particulares.
De acuerdo con los datos obtenidos por medio de los primeros peritajes, momentos antes la pipa de agua con placas de circulación SK-10005, arribó para abastecer la cisterna de agua de esa tienda de autopartes, la cual no cuenta con razón social
Una vez que concluyó de llenar la cisterna, el conductor se echó de reversa pero en una mala maniobra atoró la parte superior de la pipa con la estructura metálica del techo y esto ocasionó que la pared de fachada del inmueble colapsara.
Aunque arribó personal de Tránsito Municipal y Protección Civil, las partes involucradas manifestaron que lo solucionarían como un asunto entre particulares, pues no hubo personas lesionadas, únicamente se registraron daños materiales.