+ Festejan su día el 1 de Mayo

Argentina y México son de los pocos países en que se celebra a los pintores de brocha gorda: en el primero, cada 5 de septiembre y en el nuestro cada 1º de mayo. Para celebrar el Día de las y los pintores de brocha gorda, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mediante la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) con información del cuarto trimestre de 2016 y de la Encuesta Intercensal 2015, ofrece un panorama de los principales aspectos demográficos y sociales de estos ocupados, considerando su situación demográfica y social, condiciones de sus viviendas, aspectos laborales, de educación y servicios de salud, entre otros.
En México, de acuerdo con la ENOE, al cuarto trimestre de 2016 la población con esta ocupación asciende a cerca de 190 mil personas, de las cuales 97.8% son hombres y 2.2% mujeres. Con respecto a 1990, en que se registraron aproximadamente 88 mil de estos ocupados, se tiene que han aumentado aproximadamente 116% en un lapso de 30 años, por lo que sigue siendo un oficio importante para la sociedad mexicana.
Debe precisarse respecto a esto último que, a pesar de que el número de pintores de brocha gorda se duplicó en el lapso señalado (1990-2016), la proporción de estos trabajadores respecto a la población ocupada de 15 años y más es similar: en 1990 habían 38 por cada 100 mil ocupados y para el cuarto trimestre de 2016 la relación es de 37 por cada 100 mil ocupados.
Además, es importante conocer que de cada 10 trabajadores involucrados en los acabados dentro de la construcción, reparación y mantenimiento de edificaciones (entre los que se encuentran también los yeseros, instaladores de pisos, climas e impermeabilizantes y los plomeros), cinco son pintores de brocha gorda.
De cada mil ocupados en la República Mexicana, cuatro son pintores de brocha gorda. Ahora bien, por cada 100 mil habitantes hay 160 pintores de brocha gorda, promedio que es mayor en 17 entidades federativas, dentro de las cuales destacan Baja California Sur, Colima y Guanajuato que registran más de 300 de estos ocupados por cada 100 mil habitantes. En contraste, Campeche y Jalisco son los estados que registran los promedios más bajos con aproximadamente 30 personas con esta ocupación por cada 100 mil habitantes.
Otros datos generales que resalta la encuesta es que su edad promedio es de 41.5 años, Cuentan con 8.2 años de escolaridad en promedio (equivalente al segundo grado de secundaria) y en promedio, laboran 41.1 horas a la semana y ganan 35.1 pesos por hora trabajada.
Cabe mencionar que durante siglos el hombre ha utilizado la pintura decorativa para enriquecer y embellecer sus casas. Los antiguos egipcios utilizaban recubrimientos de temple a base de caseína, huevos, agua, goma arábiga y pigmentos minerales, óxidos de hierro, malaquita verde, amarillos a base de trisulfuro de arsénico, etcétera. En México, los pintores prehispánicos debieron tener una preparación especial para escoger los pigmentos y aplicarlos sobre los muros pulidos de sus edificaciones monumentales. Empleaban un considerable número de colores sacados de varias plantas, animales y sustancias minerales, así como tonos diferentes como producto de la mezcla de colores.
En el México moderno, el Censo General de la República Mexicana de 1895, registró a 4 590 pintores decoradores, de los cuales 58.2% se concentraban en el Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco y Puebla. Posteriormente, el Censo General de Habitantes de 1921 reportó 2 509 bajo la denominación de yeseros y pintores decoradores esto según estadísticas realizadas por el INEGI.
El pintor de brocha gorda permite, con su trabajo, crear espacios luminosos y cómodos con el estilo que busca el cliente con ayuda de una gran variedad de colores y acabados. Es un trabajo complejo y pesado que requiere de etapas dependiendo la obra.