Odilón Larios Nava.- Un empleado de la empresa Gas de Oriente perdió la vida electrocutado por cables de alta tensión cuando iba a comenzar a laborar en la azotea de un segundo piso de un domicilio del Centro de Cuautlancingo, se disponía a cargar un tanque estacionario.
Los hechos ocurrieron alrededor de las diez de la mañana, cuando el hoy occiso Arturo Sánchez Carmona, de 46 años de edad, apenas había llegado junto con su compañero de trabajo al domicilio marcado con el número 2-A en la calle Xicotencatl, del Centro de Cuautlancingo.
El hombre estaba echando desde el techo la soga con la cual iban a subir la manguera del gas, pero en esas maniobras por accidente tocó, se presume que con la cabeza, los cables de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
El propietario de la casa se percató justo del momento en que el hombre iba cayendo, dijo que iba subiendo los últimos peldaños de la escalera cuando vio que el empleado de la gasera caía, aunque no se percató del momento preciso en que tocó los cables de alta tensión.
Notó que estaba convulsionando, bajó rápidamente y avisó al compañero del occiso sobre lo ocurrido, a la vez que corría escasos 20 metros, para llegar a la clínica de Salud, donde tocó en repetidas ocasiones pero nadie salió a atenderlo. Por ello volvió a su casa para llamar a los números de emergencias pero ya el trabajador de Gas de Oriente lo había hecho.
Paramédicos a bordo de la ambulancia 046 de SUMA, acudieron pero al revisar al hombre que recibió la descarga eléctrica notaron que ya estaba muerto.
Correspondió al Ministerio Público de San Pedro Cholula realizar las diligencias del levantamiento del cadáver. Esta autoridad inició la constancia de hechos 25/2015.