Dulce Gómez

Luego de que circuló un video en el que habitantes de San Lucas Tulcingo, en Tochimilco señalan de robo de víveres a un empleado de la Secretaría de Gobernación Municipal (SEGOM), el regidor del PRI, Iván Galindo Castillejos, anunció que presentará un escrito a la Contraloría Municipal para que investigue el actuar del hombre, quien al parecer iba acompañado de su familia.

El integrante del Cuerpo Edilicio comentó que es necesario determinará qué hacía un funcionario municipal fuera de su ciudad en horas de trabajo.

Incluso, el también presidente de la Comisión de Servicios Públicos refirió que de ser necesario el trabajador deberá ser llamado a comparecer.

“Presentaré a la Contraloría Municipal un escrito para que indague y deslinde responsabilidades. Me parece que el video es elocuente respecto a los señalamientos que ahí se hacen, pero corresponderá a la Contraloría Municipal determinar qué hacía un funcionario en otro municipio”, dijo.

Iván Galindo puntualizó que la labor del hombre involucrado es noble, empero deja mucho a desear, de ahí la necesidad de llevar a cabo una investigación.

“Si bien el acto es noble pues nos llena de suspicacias por qué fue en un vehículo oficial, en un horario no hábil y por qué le tapó los logos institucionales al automóvil. No tendría que haber tapado los logos, me parece que sí hay indicios de irregularidades”, expuso.

Al final, sostuvo en la capital poblana también hay crisis y finalizó que aquél que quiera apoyar debe hacerlo con recursos propios.

Por su parte, el titular de la SEGOM, José Ventura Rodríguez Verdín, desmintió el presunto robo de víveres por parte del empleado, por el contrario destacó que el señalado solo fue de voluntario a la comunidad antes señalada.

De tal modo, el encargado de la gobernabilidad en Puebla capital sostuvo que las acusaciones en contra del trabajador son injustas.

“Esta situación es injusta, no es cierto. Esta persona fue voluntariamente a colaborar. Llevaba palos, picos y demás”, dijo.